Jueves, 11 de Febrero de 2010

Tailandia levanta cargos contra los tripulantes del avión con armas norcoreanas

EFE ·11/02/2010 - 16:35h

EFE - El kazajo Ilias Isakov, uno de los cinco acusados por presunto tráfico de armas, llega al Centro de Detención de Inmigrantes en Bangkok tras salir de la prisión.

Tailandia levantó hoy todos los cargos contra el piloto y cuatro tripulantes de avión retenido el pasado diciembre en Bangkok con 35 toneladas de armas supuestamente procedentes de Corea del Norte, informaron fuentes oficiales.

Los cinco hombres serán deportados a sus países natales -Bielorrusia y Kazajistán- para ser juzgados por posesión y tráfico ilegal de armamento, según el portavoz de la oficina del fiscal general tailandés, Thanaphit Mollaphruek.

El aparato, un Ilyusih Il-76 de fabricación rusa y propiedad de una empresa georgiana, aterrizó el 12 de diciembre en Bangkok para repostar combustible, pero al inspeccionar su bodega los agentes encontraron lanzagranadas, cohetes y otras armas, declaradas en el manifiesto como material para perforación de pozos de petróleo.

Los pilotos declararon que desconocían el contenido de la carga, pero el caso levantó sospechas por una posible violación del embargo de armas impuesto por Naciones Unidas a Corea del Norte.

El avión, había despegado de Pyongyang y, según el plan de vuelo original, iba a hacer un recorrido de ida y vuelta desde Ucrania, previo paso por Azerbaiyán, Tailandia, Sri Lanka y los Emiratos Árabes Unidos, pero no se ha revelado en qué lugar debía dejar la carga.

Tampoco quedó claro el destino final del vuelo, que algunas fuentes apuntaron que podría ser Irán.

Según la investigación, la compañía georgiana alquiló el Ilyushin a la empresa neozelandesa SP Trading, filial de GT Group, con sede en Vanuatu, una diminuta nación insular del Pacífico con un amplio historial de blanqueo de dinero.

Las autoridades tailandesas localizaron las armas gracias a un chivatazo de Estados Unidos, que sospecha que el avión pueda ser propiedad de una empresa fantasma del traficante de armas de origen ruso Viktor Bout, conocido como el "Mercader de la Muerte".

Bout lleva año y medio encarcelado en Tailandia, cuyas autoridades por ahora se resisten a entregarle a EEUU, que le acusa de delitos de terrorismo por haber presuntamente vendido armas a la guerrilla colombiana.