Jueves, 11 de Febrero de 2010

El noreste de EEUU empieza a recuperase de las ventiscas

Reuters ·11/02/2010 - 13:06h

El noreste de Estados Unidos empezó el jueves las tareas de limpieza tras dos ventiscas en una semana que paralizaron la región con nevadas récord, dejando a miles de persona sin electricidad y creando un caos multimillonario.

Desde Washington a Baltimore, Filadelfia y Nueva York, las ciudades se paralizaron, con las oficinas de Gobierno cerradas, el transporte público limitado, miles de vuelos cancelados y algunas autopistas cerradas por la nieve y los fuertes vientos.

El Gobierno federal en Washington dijo que las agencias en la región de la capital estadounidense permanecerían cerradas por cuarto día consecutivo, una decisión que tiene un coste estimado de 100 millones de dólares diarios en pérdidas de productividad.

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos dijo que la nieve caída en Washington durante el invierno batió un récord de 110 años con la nevada del miércoles, alcanzando los 139,4 centímetros. Baltimore también estableció un récord estacional y según las noticias, Filadelfia también batió un récord.

Mientras la tormenta avanzaba hacia el Atlántico el jueves, las autoridades locales instaron a los residentes a permanecer en sus casas y advirtieron de peligrosas condiciones para los automovilistas. Paralelamente, los trabajadores redoblaban sus esfuerzos para despejar las calles y carreteras.

Los equipos de emergencia intentaban restablecer la energía para decenas de miles de clientes, pero los fuertes vientos dificultaban su labor.

Las oficinas de Gobierno en las ciudades de Washington, Baltimore y Filadelfia permanecerían cerradas nuevamente y el gobernador de Maryland, Martin O'Mally declaró estado de emergencia y ordenó mantener cerradas las oficinas estatales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad