Jueves, 11 de Febrero de 2010

Aumenta el uso de pruebas de redes sociales para los divorcios

Reuters ·11/02/2010 - 10:44h

¿Se está divorciando o separando? Tenga cuidado con lo que escribe en sus redes sociales en Internet.

Un sondeo realizado a abogados especialistas en casos matrimoniales en Estados Unidos demostró que ha habido un aumento en el uso de pruebas conseguidas a través de portales como Facebook, MySpace o Twitter en los procesos de divorcio.

Un 81 por ciento de los 1.600 miembros de la Academia Estadounidense de Abogados Matrimoniales (AAML, por sus siglas en inglés), que se encargan de los divorcios, acuerdos prenupciales, separaciones legales, casos de custodia, anulaciones y división de propiedades, dijeron haber visto un aumento en los últimos cinco años en el número de casos que usan pruebas a partir de Internet.

"El pasar por un divorcio siempre conlleva un mayor nivel de escrutinio personal. Si haces pública cualquier contradicción a declaraciones y promesas hechas con anterioridad, un cónyuge separado desde luego será una de las primeras personas en notarlo y hacer uso de esa prueba", dijo Marlene Eskind Moses, presidenta de AAML.

Facebook fue la principal fuente de pruebas en casos de divorcio y custodia, según un 66 por ciento de los miembros de AAML, seguido por MySpace con un 15 por ciento y Twitter con un 5 por ciento.

"Facebook es un caudal de información", dijo Kenneth Altshuler, el primer vicepresidente de AAML y abogado de divorcios durante 25 años. "Mi primer consejo a los clientes es: 'Cierra tu página de Facebook".

Altshuler citó el caso reciente de una madre que luchaba por la custodia de su hijo. Perdió porque dijo al juzgado que estaba comprometida, pero en su página de Facebook reveló que había terminado recientemente con un novio abusivo y estaba buscando a un hombre rico.

"Me sorprende cómo la gente no piensa en lo que publica en Facebook mientras pasa por un caso de divorcio", dijo Altshuler en una entrevista.

En otro caso, el testimonio de un hombre, que dijo que era un alcohólico rehabilitado, fue puesto en duda después de que se mostrara una foto de Facebook en la que aparecía bebiendo en una fiesta de oficina.

"Los jueces perdonan los errores humanos, pero no perdonan las mentiras", explicó Altshuler.

Además de estar atentos a lo que uno publica, Altshuler recomendó a quienes pasan por un divorcio que tengan en cuenta quiénes son sus amigos en los portales de redes sociales.

"Mientras todos siguen compartiendo más y más aspectos de su vida en los portales de redes sociales, se exponen a revisiones mucho mayores a sus vidas públicas y privadas en estas delicadas situaciones", agregó Eskind Moses en un comunicado.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad