Jueves, 11 de Febrero de 2010

Salgado: "Podemos descartar una recaída"

La vicepresidenta económica del Gobierno cree que el dato del PIB muestra "una clarísima desaceleración" de la crisis

JORGE OTERO ·11/02/2010 - 09:01h

Ya es oficial: España no salió de la recesión en el último trimestre del año 2009. Los datos del INE certifican que entre de octubre a diciembre del año pasado el Producto Interior Bruto (PIB) cayó un 0,1% para terminar con una caída anual del 3,6%. Un mal dato que a la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, no le resta su optimismo: "No es un buen resultado, pero muestra una clarísima desaceleración de la contracción. El dato es mejor que el de otros países que ya han empezado a salir de la recesión, así que soy optimista".

Así reaccionó Salgado pocos minutos después de conocerse el dato en el programa de RNE En días como hoy, donde la vicepresidenta descartó el riesgo de una recaída de la economía pese a "la situación de debilidad" de la economía española.

Es más, Salgado se mostró convencida de que en los próximos trimestres los indicadores económicos van a mejorar: "La economía empezará a remontar dentro de muy poco. Todos los días nos llegan datos que alimentan esa tesis: las exportaciones van bien, la caída del consumo se va moderando, crecen las ventas en las grandes superficies, así como las ventas de coches".

Optimista respecto al paro

Reconoció que el paro es un problema mucho más complicado y aunque no descartó que en los próximos meses siga creciendo también vendió un escenario optimista, sobre todo a partir del verano: " Si atendemos a la tendencia y olvidamos la estacionalidad, espero que el paro empiece a disminuir". 

Salgado cree que llueve menos. Reconoce que el Gobierno ha cometido "errores de comunicación" a la hora de explicar sus propuestas: "Hemos tenido dificultades, pero hemos aprendido. De las situaciones complicadas se sale explicando bien las cosas". 

"Aumentar la presión fiscal es una reflexión que tendremos que hacer en los próximos quince años"

Explicar las cosas como explicó su plan de ajuste para convencer a los responsables del diario Financial Times: "Sólo les explique con detalle nuestro plan de ajuste, que es creíble. Eso es una realidad. Fui allí porque los especuladores, cuando ven la oportunidad de ganar dinero, actúan en una misma dirección y si se concentran en una economía puede hacer que se tambalee uno o dos días, pero la española es una economía con recursos". 

El plan de ajuste

Apaciguar a los mercados y preservar la paz social se antoja una tarea complicada. Salgado dice que no es para tanto, que las reformas que se plantean miran al medio y largo plazo, que de lo que se trata es de preservar el futuro de las finanzas públicas y de las pensiones. Así justificó su plan de ajuste: "Pensamos en un plan para cuatro años, que es lo que nos pide la UE". Un plan "que está casi al mismo nivel que nuestra primera prioridad, la protección social, pues nos jugamos el futuro de las finanzas públicas"

Salgado no comtempla "de momento" una reducción del sueldo de los funcionarios

La reducción de gasto vendrá por varias vías pero una muy importante será la de reducir los gastos de personal, aunque no se contempla "de momento" una reducción de salarios de los funcionarios: "Vamos a reducir la tasa de reposición. En 2010 por cada diez funcionarios que se jubilen, sólo repondremos uno". Tampoco se contempla a corto plazo una nueva subida de impuestos: "Creemos que las medidas son suficientes, hay que dejar tiempo para ver si surten efecto".

También pensando en el futuro, Salgado hizo reflexiones interesantes: dijo que habría que pensar si el actual Estado de las Autonomías es sostenible con la actual presión fiscal del 31% ("diez puntos más baja que la media europea", apuntó): "Aumentarla será una reflexión que tendremos que hacer en los próximos quince años".

Como también habrá que reflexionar sobre las pensiones. No se quiso pronunciarse Salgado sobre la posibilidad de ampliar el periodo de cotizacion, pero sí dijo que habría que debatirlo en el Pacto de Toledo, dejando así  una puerta abierta.

Noticias Relacionadas