Jueves, 11 de Febrero de 2010

Quique mima a Forlán

El Atlético busca su primera final en diez años con el uruguayo en el banco

HUGO JIMÉNEZ ·11/02/2010 - 11:00h

Forlán festeja un gol al Racing, en el partido de ida. - AFP

Forlán descansa. Quique le regala un doble alivio. Por un lado, le deja fuera del once ante el Racing en la vuelta de la Copa. La holgura del resultado en la ida (4-0) le concede margen para prescindir de él de salida, como de Reyes. Por otro, el técnico libera al uruguayo de su reciente agresión a la afición y al escudo ("y es el Atlético, no es un equipo grande", dijo, tras perder ante el Málaga).

"No sé cuál es el contexto en que lo dijo", explicó el técnico. "Estoy seguro de que Forlán es consciente de que está en un equipo grande y sus respuestas son grandes, de élite. Pero los contextos pueden cambiar muchas cosas". Escuchada completa la frase, la imagen del uruguayo no mejora, la ofensa permanece o se agrava. En ella, precisamente para justificar su falta de gol actual, Forlán minimiza al Atlético. Dice que en un club como el rojiblanco lo heroico fue marcar 32 el año pasado, que lo normal es lo que pasa ahora. Quique no acepta que la pasividad del club ante el ataque de su jugador demuestre que manden los futbolistas. Y afirmó que, aunque se demostrase que el contexto no disculpara al jugador, no entraría a llamarle la atención: "No tengo nada que ganar ni que perder en este debate".

El Racing, a la heroica

El caso es que, diez años después, el Atlético tiene a tiro meterse en una final de Copa. Sería la primera de Forlán en España, la 18ª de los rojiblancos, que ya han ganado nueve. Lo que antes era casi una costumbre, se ha convertido desde hace tiempo en un imposible. Como para el Racing, que nunca en su historia ha jugado una final. Quizás por eso, y pese al 4-0 de la ida, el conjunto cántabro se aferra a la heroica para remontar la eliminatoria. Miguel Ángel Portugal sacará el once de gala. Sólo se queda fuera el brasileño Henrique. Al Racing no le va a faltar el aliento de su público. El Sardinero se llenará.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad