Jueves, 11 de Febrero de 2010

Paquillo confiesa

Canta ante la Guardia Civil. El granadino afirma que compró pero no usó sustancias prohibidas

IGNACIO ROMO ·11/02/2010 - 01:30h

Paquillo Fernández. - EFE

Paquillo Fernández confesó ayer a la Guardia Civil que estuvo en posesión de sustancias dopantes. El domicilio del subcampeón olímpico de los 20 kilómetros marcha en Atenas 2004 fue registrado el pasado mes de noviembre en el marco de la Operación Grial contra el dopaje del juzgado número 14 de Valencia.

El discurso de Paquillo cambió ayer de golpe. Y del todo. El marchador granadino había declarado en noviembre que era inocente. La semana pasada, Alberto Armas, su representante, reafirmaba su inocencia e informaba que el accitano iba a tomar parte este sábado en los 10 kilómetros marcha del Gran Premio de Granollers.

Paquillo: "Caí en la tentación de comprar productos prohibidos"

El atleta fue citado ayer por la Guardia Civil. En su declaración afirmó: "Como consecuencia de los resultados obtenidos en los Juegos de Pekín [séptimo] y en los Mundiales de Berlín [retirado], y ante la presión por recuperar el alto nivel competitivo, caí en la tentación de adquirir productos prohibidos para intentar utilizarlos en las principales competiciones que se iban a celebrar durante el año 2010. Afortunadamente, nunca he llegado a utilizarlos".

"Evaluación positiva"

Albert Soler, Director General de Deportes del CSD, manifestó ayer su "evaluación positiva" de la confesión. "Esta operación no es una flor de primavera: es el resultado de una labor de cinco años de lucha contra el dopaje, con Jaime Lissavetzky al frente. Hay que tener paciencia para ver los resultados". Odriozola, presidente de la federación de atletismo, anunció ayer: "Paquillo será sancionado de forma inmediata cuando tengamos la confesión oficial".

"Ha sido muy valiente al confesarlo", afirma García Bragado

Soler, a su vez presidente de la Comisión de Control de Dopaje, estima que Paquillo "recibirá una sanción de dos años por posesión de sustancias dopantes, que puede ser reducida al 50 por ciento si colabora con la justicia, como hizo el ciclista Dueñas".

García Bragado, el actual número uno de la marcha española declaró ayer: "Paquillo ha sido muy valiente al confesarlo: ha dado la cara. Tiene calidad suficiente para no necesitar doparse. Aquí tiene un amigo".

Fermín Cacho no pudo ocultar su sorpresa: "Paquillo sabrá por qué tenía esas sustancias no permitidas y tendrá que decir para qué las utilizaba". Otro mediofondista, Juan Carlos Higuero, señalaba: "Hay unas normas. Si ha hecho eso, que cumpla la sanción". Reyes Estévez declaró: "Me da pena, es una gran persona".