Jueves, 11 de Febrero de 2010

Crece la inquietud por los contagios de hepatitis C

CiU y el alcalde de Tarragona exigen garantías a Salut para evitar más casos

PÚBLICO ·11/02/2010 - 08:15h

Una sala del Instituto. PÚBLICO

El Departament de Salut insiste en que el contagio por el virus de hepatitis C el pasado mes de diciembre en pacientes de hemodiálisis de Fresenius Medical Care, un centro de Tarragona concertado por el Servicio Catalán de la Salud, afecta a siete personas. Sin embargo, el grupo de CiU en el Parlament, el alcalde de Tarragona y la Asociación del Defensor del Paciente (Adepa) no lo tienen tan claro y ayer exigieron explicaciones.

Los diputados de CiU Francesc Sancho, Joan Miquel Nadal y Carles Sala expusieron ayer una serie de preguntas a la consellera de Salut, Marina Geli, para conocer los motivos y las circunstancias que han dado lugar a los contagios.

El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, del PSC, también se dirigió ayer a la Consellería de Salut para que rinda cuentas sobre lo ocurrido no sólo ante los afectados y sus familiares, sino también ante la opinión pública. Exigió garantías de que "en estos momentos no hay nadie en situación de riesgo" y de que "se han tomado todas las medidas para que sepamos lo que ha pasado y para que no se vuelva a repetir".

Fuentes del centro hospitalario revelaron ayer que no hay indicios de mala praxis en los procesos de diálisis, por lo que no habría habido ninguna negligencia médica, que el error puede provenir de una máquina y que se siguió el protocolo que correspondía al caso.

Quejas de los pacientes

La presidenta de Adepa, Carmen Flores, declaró que confía en que sólo sean siete las personas afectadas, tal como asegura el departament de Salut. Esta entidad, designada por los afectados como portavoz única y oficial, ya dirigió el martes un escrito al fiscal jefe de Tarragona, Xavier Jou, denunciando que existe "una cantidad sin determinar" de contagiados.

Según Adepa, se trata de "una terrible situación" añadida a las patologías que ya padecen los enfermos, lo que añade "gravedad" al estado de algunos pacientes, que "no pueden ni ser medicados".

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad