Jueves, 11 de Febrero de 2010

La vida en suspense por una biopsia extraviada

Una empresa gestiona los análisis de un millón de madrileños

VANESSA PI ·11/02/2010 - 07:30h

Pedro, en su casa del barrio madrileño de Vallecas. - G. D. R.

Pedro, salmantino de 59 años, se niega a pasar por quirófano por segunda vez, aunque ésta sea la única forma de saber si el tumor de dos centímetros que le extirparon el mes pasado, junto a la próstata, era maligno. La Sanidad de Madrid perdió la muestra original.

El hombre, que prefiere ocultar su identidad, fue operado el 25 de enero en el Hospital Infanta Leonor de la capital. Durante la intervención, le extrajeron una muestra de tejido para hacer una biopsia, pero cuando el lunes pasado fue a buscar los resultados de los análisis, le informaron de que sus muestras biológicas se habían extraviado.

"Los médicos me explicaron que en el laboratorio les habían dicho que el frasco con mi muestra había llegado vacío", relata Pedro, que denunciará al hospital. "Me dijeron que era la primera vez que pasaba, pero dio la casualidad de que justo antes de que yo entrara en la consulta, salía un señor quejándose de que su muestra también se había perdido. Si lo llego a saber, le pido el teléfono y ahora estaríamos juntos en esto", explica.

El Hospital Infanta Leonor "ha asumido el error"

El Hospital Infanta Leonor "ha asumido el error y el equipo médico ha pedido disculpas al paciente", aseguran fuentes del centro. No obstante, no se ha abierto ninguna investigación para saber qué pasó con la muestra perdida, reconocen.

Aunque Pedro confía en que el tumor fuera benigno, sin la confirmación histológica no hay forma de saberlo. Si no vuelve a meterse en el quirófano para que le extraigan una nueva muestra, no habrá forma de que determinen qué tratamiento debe seguir a partir de ahora. Pero le da igual. "Se creen que metiéndome en un quirófano se libran de todo. Esto no tiene que volver a pasar. He perdido la confianza", critica.

"Todo esto es un enredo"

Las consecuencias del extravío van más allá de la salud. Sin un diagnóstico, Pedro no recibirá el alta. "Con la baja cobro un 60% de mi sueldo", explica este trabajador de un supermercado. También teme que la mutua deje de pagarle la baja. "Todo esto es un enredo", denuncia. Hoy visitará a su médico de cabecera, responsable de firmar los partes de baja, y mañana se reunirá con un abogado de oficio, del Colegio de Abogados de Madrid.

Los sindicatos llevan meses denunciando que errores como el que ha sufrido Pedro pueden extenderse con el nuevo modelo que ha puesto en marcha la Comunidad de Madrid. Seis de los nuevos hospitales de gestión privada nacieron sin laboratorios de análisis propios. Un centro de la empresa privada Ribera Salud, situado en San Sebastián de los Reyes, analiza ahora las muestras no urgentes de estos centros y de los ambulatorios de dos áreas sanitarias. En total, asume los análisis de más de un millón de pacientes.

Listas de espera de 63 días

El tiempo medio de espera para una intervención quirúrgica en España, 63 días, es el más corto desde que el Ministerio de Sanidad empezó a contabilizar las listas de espera de las autonomías, en 2003. Son 18 días menos que hace siete años, según los datos de todas las comunidades, excepto Madrid, que no contabiliza el tiempo de espera como el resto de autonomías y cuenta sólo desde la fecha en que se concede cita con el anestesista. En total, 374.194 pacientes están en estas listas. Por otra parte, la espera para la visita de un especialista es de 52 días. Sanidad no ofrece cifras desglosadas por autonomías. La ministra Trinidad Jiménez dijo ayer que “los datos son más o menos homogéneos”.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad