Miércoles, 10 de Febrero de 2010

La Alianza Atlántica dice que el objetivo de la ofensiva en Afganistán es un enclave insurgente

EFE ·10/02/2010 - 21:06h

EFE - Un helicóptero estadounidense transportando marines a la provincia de Helmand, en Afganistán, este miércoles.

La ofensiva que tropas afganas y de la fuerza internacional ISAF han lanzado en la provincia afgana de Helmand se dirige contra "un enclave" de la insurgencia, según afirmó hoy el portavoz de la OTAN, James Appathurai.

El objetivo de esta ofensiva, la mayor desde que empezara el conflicto en Afganistán en 2001, es liberar Marjah -en el centro de la provincia de Helmand (sur afgano)- de los insurgentes.

Marjah "es un enclave" de la insurgencia, que ha establecido allí un centro de fabricación de artefactos explosivos contra las tropas internacionales y de procesamiento de opio, añadió el portavoz de la Alianza en unas declaraciones a la prensa.

La ofensiva, denominada "Moshtarak" (Juntos), está encabezada por soldados afganos apoyados por tropas estadounidenses asignadas a ISAF, la fuerza que la OTAN dirige en Afganistán.

Appathurai advirtió de que la operación supondrá bajas tanto en los soldados afganos como en los de ISAF, y recalcó que su éxito no se medirá en la fase militar sino dentro de semanas o meses, sino en función de si la población siente "los beneficios" del control por parte del Gobierno afgano en cosas como la seguridad o la economía.

La ofensiva "demuestra la voluntad y la creciente capacidad del Gobierno afgano de asumir su responsabilidad de la seguridad" en el país, subrayó.

El portavoz justificó el que la ofensiva fuera anunciada con una semana de antelación en que Marjah, que está muy defendida, requiere una gran operación militar "que no puede esconderse".

También dijo que la operación "busca demostrar que puede establecer su autoridad allí donde quiere".

Por otra parte, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha pedido formalmente a Holanda que sustituya a sus tropas en Afganistán por unidades de formación del Ejército y la Policía del país asiático.

Rasmussen envió en este sentido una carta al primer ministro holandés, Jan-Peter Balkenende, según precisó el portavoz de la Alianza.

Holanda tiene previsto repatriar antes de finales de este año al grueso de su contingente en Afganistán, de 1.940 soldados, que está desplegado en la complicada provincia de Uruzgán, al sur del país.

La carta pide al Gobierno holandés una contribución "más pequeña" entre agosto de 2010 y el mismo mes de 2011.

La OTAN lleva semanas insistiendo en que los 43 países que integran ISAF envíen más equipos de formación de soldados y policías afganos, a fin de intentar cumplir el objetivo de que para octubre de 2011 el Ejército y la Policía de ese país totalicen 300.000 hombres y mujeres.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad