Miércoles, 10 de Febrero de 2010

"Paquillo" reconoce que tuvo sustancias dopantes, según medios

Reuters ·10/02/2010 - 20:06h

El marchador granadino Francisco Fernández 'Paquillo' reconoció el miércoles en un comunicado remitido a varios medios haber estado en posesión de sustancias dopantes, después de que en el mes de noviembre su nombre apareciera reladcionado en una operación de la Guardia Civil contra productos prohibidos.

Paquillo reconoce en el texto que vulneró las normas antidopaje, pero que no llegó a doparse.

"Como consecuencia de los resultados deportivos obtenidos en los Juegos Olímpicos de Pekín y en el Campeonato del Mundo de Berlín, y ante la presión por recuperar el alto nivel competitivo, cayó en la tentación de adquirir productos prohibidos con la intención de intentar utilizarlos en las principales competiciones que se iban a celebrar durante el año 2010", reza el comunicado que el diario El Mundo reproduce en su totalidad.

"Afortunadamente, esos productos nunca han llegado a ser utilizados", agrega el texto.

Paquillo, que ha sido citado a declarar como testigo en la denominada "Operación Grial", que se saldó con la detención de una docena de personas, ha reconocido su implicación a las autoridades deportivas y policiales.

El marchador, que fue medalla de plata en los JJOO de Atenas en los 20 km marcha y tres veces subcampeón mundial en la misma especialidad, se arrepiente y disculpa por su conducta ante sus patrocinadores y la afición y les pide su apoyo para el futuro.

"Paquillo Fernández quiere transmitir a todos los deportistas un mensaje de ánimo para que ninguno cometa el error que él ha cometido, ya que su experiencia le ha demostrado que el único camino para conseguir el éxito es la constancia y el trabajo diario", según el texto.

El atleta ha reconocido estos hechos "de manera voluntaria y sin que se hubiera iniciado ningún procedimiento sancionador en su contra".

La red de dopaje elaboraba y distribuía sustancias prohibidas, EPO, hormonas del crecimiento, etc, así como otras sustancias enmascarantes que dificultaban la detección de las anteriores en Valencia, donde se detuvo a la mayoría de presuntos implicados.

Entre los detenidos destaca un médico, cuyo nombre ya apareció en la investigación de la "operación Puerto", su mujer y dos de sus hijos, uno de ellos farmacéutico.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad