Miércoles, 10 de Febrero de 2010

El secreto de Audrey Hepburn fue que "siempre hizo lo que creía" dice su hijo

EFE ·10/02/2010 - 16:45h

EFE - Sean Ferrer, hijo de la actriz Audrey Hepburn en Granada, donde se encuetra con motivo del Festival Internacional de Cine Clásico Retroback, que en la edición del año pasado estuvo dedicado a su madre.

"Siempre hizo lo que creía y nunca lo que los otros esperaban de ella", ha dicho sobre la actriz Audrey Hepburn su hijo, Sean Ferrer, que opina que esto es lo único que puede hacer que la carrera de un artista "tenga resonancia en el tiempo".

"Sucede lo mismo que con un pintor, que no puede pintar pensando en hacer un cuadro que valga millones, sólo puede pintar lo que ve", ha explicado Ferrer en una entrevista con Efe, durante su estancia en Granada con motivo del Festival Internacional de Cine Clásico Retroback, que en la edición del año pasado estuvo dedicado a su madre.

En cuanto al cine actual, Ferrer ha opinado que "se ha perdido un poco el respeto al guión y a la historia, con todos los efectos especiales y la tecnología" y que se ha dejado de usar tanto la imaginación, porque antes "el secreto, lo mágico" se creaba "con la cabeza.

El hijo de la actriz presenta hoy en el marco del festival la edición en español de "Audrey Hepburn. Un espíritu elegante", un libro que comenzó a escribir como "una carta bastante larga" a sus hijos y a los hijos de su hermano, que un día se preguntarían cómo era "esa abuela tan famosa" a la que no tuvieron la oportunidad de conocer.

Contado "como un cuento", el libro pretende reflejar los valores y las reflexiones de esta actriz, "simple, humilde, maravillosa", y se basa, ha apuntado el autor, en las conversaciones que tuvieron él y otros familiares con ella durante sus últimos meses de vida.

"Además de curar, la medicina te puede decir a veces el tiempo que te queda para que lo aproveches lo mejor que puedas y nosotros lo usamos al máximo y tuvimos la oportunidad de decirnos todo lo que queríamos decir", ha relatado.

Se recogen así en las páginas de esta "biografía espiritual" sus ideas sobre la vida, la moda o el trabajo humanitario que desarrolló la actriz, quien creía "que era necesaria no una culpabilización de la sociedad, pero sí una responsabilización", ha contado su hijo, que ha indicado que los beneficios de la venta del libro se destinarán a la Fundación Audrey Hepburn para la Infancia.

En cuanto al estilo de Audrey, su hijo ha comentado que ella solía decir que vestía más como un caballero inglés que como una mujer, porque decidió "encontrar una manera de vestir que funcionaba para ella y quedarse con ese estilo toda la vida, en lugar de intentar cada año reinventarse".

Como resumen en pocas líneas de la manera de entender la vida de su madre, Ferrer recuerda uno de sus poemas favoritos, escritos por Sam Levenson, en el que este humorista da "consejos de belleza" a su nieta y le dice, por ejemplo, que para conseguir unos labios atractivos, diga palabras amables, para lograr una figura esbelta, comparta la comida con el hambriento y para tener un pelo bonito, deje que un niño pase sus dedos por él.