Miércoles, 10 de Febrero de 2010

Partidarios de Tymoshenko hacen recuento de votos en Ucrania

Reuters ·10/02/2010 - 11:50h

Los votos de las elecciones presidenciales estaban siendo sometidos a recuento en algunas partes de Ucrania el miércoles, mientras la candidata derrotada Yulia Tymoshenko disputaba la victoria del líder de la oposición, Viktor Yanukovich.

La disputa legal del resultado de la consulta del domingo organizada por la carismática primera ministra ha elevado las tensiones políticas y podría impedir que la ex república soviética, azotada por la crisis económica, vuelva rápidamente a la estabilidad.

Tymoshenko siguió apartada de la luz pública por tercer día consecutivo, canceló una reunión semanal del gobierno y viajó al este, a Zaporizhya, para acudir a un funeral.

Yanukovich, un corpulento mecánico de 59 años, también guardó silencio. Sin embargo, recibió un pequeño impulso psicológico con las noticias del fin del recuento preliminar de la Comisión Central de Elecciones.

Tras el recuento total, Yanukovich obtuvo un 48,95% de los votos, frente al 45,47% de Tymoshenko, una ventaja de 3,48 puntos porcentuales.

Pero la disputa legal que lanzó el martes se siguió en algunas partes del país. La agencia de noticias Interfax- Ucrania dijo que se estaba llevando a cabo el recuento en una parte de Crimea, un bastión de Yanukovich.

Andriy Senchenko, uno de los aliados de Tymoshenko, dijo ante el Parlamento: "Tenemos hechos que confirman que unos 200.000 votos, atribuidos al señor Yanukovich, no eran suyos".

A las puertas del edificio de la Comisión Central Electoral en Kiev, cientos de partidarios del líder de la oposición gritaban: "¡Ya-nu-ko-vich!"

Pero aunque la tensión era elevada, no había muestras de que la gente se fuera a echar a la calle en apoyo de la primera ministra, co-artífice de la Revolución Naranja que revocó la victoria de Yanukovich en unas elecciones fraudulentas en 2004.

APOYO INTERNACIONAL

La fecha clave es la del 17 de febrero, cuando se declararán los resultados oficiales y se nombrará al presidente electo, presumiblemente Yanukovich.

Cualquier prueba de fraude electoral conseguida por el equipo de Tymoshenko entre hoy y esa fecha deberá llevarse ante un tribunal superior después.

Hay mucho en juego para la estilosa política de 49 años, cuyo desafío a Yanukovich se contradice con el respaldo de la comunidad internacional. Estados Unidos, Rusia y observadores internacionales han alabado las elecciones como democráticas.

Algunos partidarios de Tymoshenko han expresado en privado sus dudas sobre la posibilidad de demostrar un fraude por parte de Yanukovich. Y ella podría dudar a la hora de dar el paso arriesgado de llamar a echarse a la calle a una población ya cansada de elecciones, como hizo en 2004.