Miércoles, 10 de Febrero de 2010

Las cámaras de comercio piden a Fomento reabrir la vía férrea Gijón-Algeciras

EFE ·10/02/2010 - 12:03h

EFE - El ministro de Fomento, José Blanco, durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo celebrada hoy en el Congreso de los Diputados.

Dieciséis cámaras de Comercio de Andalucía, Extremadura, Asturias y Castilla y León han solicitado al ministro de Fomento, José Blanco, un encuentro conjunto para pedirle la reapertura de la conexión ferroviaria entre Algeciras y Gijón, articulando el transporte del sudoeste europeo y el Magreb.

Ese objetivo, que se califica como ineludible para la revitalización del oeste peninsular, contempla la revitalización ferroviaria de la Vía de la Plata, para crear un eje estratégico que enlazaría los transportes del norte de África con el resto de Europa.

El presidente de la Conferencia de Cámaras de Comercio, Industria y Navegación de la Ruta de la Plata, que integra a las 16 cámaras de Comercio, Juan Antonio Martín Mesonero, titular también de la de Salamanca, remitió el pasado lunes, día 8, el escrito al ministro de Fomento, demandando esta reunión conjunta.

Las cámaras reivindican la inclusión, en la próxima revisión del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT), de un corredor ferroviario mixto, de mercancías y pasajeros, tal como viene aconsejado en un amplio informe encargado por las propias instituciones.

La falta de inversiones, la decadencia del territorio y la ausencia de una visión estratégica transeuropea motivó el cierre de la línea férrea que recorría la Vía de la Plata, en 1985, dejando todo el oeste peninsular en un gran vacío ferroviario, que lastra el desarrollo de España y de Portugal.

El estudio impulsado por las cámaras sostiene la viabilidad de esta vía que enlazaría los entornos de Sevilla-Algeciras-Cádiz-Huelva con el Cantábrico, articulando la franja oeste española y su conexión transversal con Galicia y con Portugal.

El informe, al que ha tenido acceso EFE, destaca la función estratégica del corredor, al descongestionar redes peninsulares, asentar a España como plataforma logística del sudoeste europeo y reforzar el papel del ferrocarril en la economía del país.

Asimismo, hace hincapié en las nuevas estrategias de transporte intermodal, lo que posibilita que la zona se transforme en un corredor que une las fachadas atlánticas desde el Magreb al norte de Europa.

El informe trabaja sobre la hipótesis de mantenimiento del ancho ferroviario español, el ancho ibérico, bien apropiado para el transporte de mercancías, aunque contempla la utilización de la línea con uso mixto.

El corredor podría captar ya un trafico equivalente a 15,6 millones de toneladas de mercancías, equivalentes a 625.000 grandes camiones, con lo que ello tiene de descongestión de otras rutas y ahorro de emisiones de CO2, según explicó a EFE Aurelio Rubio, coordinador del estudio.

Rubio destacó que ese volumen es creciente, porque forma parte del tráfico tanto de la zona del corredor como del que surge del Magreb, donde "Marruecos se esta convirtiendo en el primer suministrador de productos hortofrutícolas de Europa y a su vez en un gran importador de bienes de equipos y otros productos".

Para el coordinador del informe, es importante que los agentes políticos y económicos del territorio apoyen este objetivo: "Esto no es una cuestión política, sino una oportunidad de futuro para un ámbito que engloba, desde Extremadura a Orense, el territorio más infradesarrollado de toda la Unión Europea".

En esa línea de movilización -dijo- están trabajando ya las Cámaras y lo harán otras organizaciones empresariales, porque interesa a todos; la Renault, por ejemplo, tiene un proyecto de fabricación en Tánger y les vendría bien conectar por aquí con Valladolid, donde tiene dos fábricas, y otros puntos de Europa.

Para el catedrático Lorenzo López Trigal, otro de los autores del informe, el corredor también activaría el tráfico de viajeros y el turismo.

"Hay -dijo a EFE- recorridos, como el Zamora-Salamanca, donde el tren serviría casi como tranvía ... pero en general la línea puede servir bien para viajeros; de Gijón a Sevilla, que antes se tardaba once horas, se podría hacer el trayecto ahora en seis horas, contando la alta velocidad entre León y la costa."

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad