Miércoles, 10 de Febrero de 2010

Efe perdió 1,6 millones de euros, tras reducir 3 millones su gasto corriente

EFE ·10/02/2010 - 11:46h

EFE - Sede central de la agencia internacional de noticias, Agencia EFE en la calle Espronceda nº 32 de Madrid. EFE/Archivo

La agencia Efe registró en 2009 un resultado neto negativo de 1,6 millones de euros, tras haber reducido sus gastos corrientes en 3 millones, según ha informado el presidente de la empresa, Álex Grijelmo, en la reunión anual de directivos de la agencia.

El resultado de explotación fue también negativo en 2,3 millones de euros, cifra que mejora en 103.000 euros la del presupuesto aprobado por la SEPI para ese año.

El resultado económico (del que se excluye el resultado extraordinario respecto al resultado de explotación) fue negativo en 2,1 millones de euros, y es también mejor que el presupuestado, en 122.000 euros.

Las ventas han disminuido durante 2009 en 3,6 millones de euros -se ingresaron 1,4 millones menos de lo previsto- como consecuencia de la reducción del mercado, pero esa caída se ha compensado parcialmente con un recorte de gastos de 3 millones de euros, 1,5 millones mejor de lo presupuestado.

Ese recorte de costes no afectó a la plantilla de trabajadores fijos, cuyas retribuciones constituyen casi un 70% del presupuesto de Efe, es decir, casi 70 millones de euros.

El resultado total después de impuestos o resultado neto arroja unas pérdidas de 1,6 millones, 200.000 euros peor de lo previsto.

Dicha desviación se ha debido fundamentalmente a las diferencias de cambio por la evolución del dólar respecto al euro, según los datos facilitados por el presidente de la empresa.

Efe había registrado en 2008 un beneficio en su resultado económico de 460.000 euros, con unos ingresos de explotación de más de 100 millones de euros.

La empresa ha aclarado que el resultado de explotación de 2009, si bien es comparable con el de 2008, no lo es con el de años anteriores debido a los cambios establecidos en el Plan General Contable. Sí lo es el resultado económico.

En el resultado económico, Efe había tenido beneficios durante tres años consecutivos (205.000 euros en 2006; 753.000 en 2007 y 460.000 en 2008), que ha pasado a 2,1 millones negativos en 2009.

También registró beneficios Efe en el resultado total después de impuestos durante los tres años anteriores después de una larga tradición de pérdidas en ambos resultados.

El dato de 2,1 millones de euros de pérdidas en el resultado económico en un año de fuerte recesión -a la que se suma la crisis específica del sector de la comunicación- es notablemente mejor que el registrado por Efe en 2004 (déficit de 4,5 millones), cuando se vivía una etapa de bonanza económica, según ha resaltado la empresa.

En el pasado año 2009, las únicas líneas de negocio con incremento de ingresos fueron los productos más innovadores: TVEFE (servicio de telenoticias en vídeo, destinado principalmente a cadenas de televisión de España y América y a diarios multimedia) o la Agenda Digital Mundial (herramienta que reúne todas las previsiones informativas para los próximos 365 días, actualizada continuamente y accesible por Internet).

También aumentaron sus ingresos el Canal Efe (noticias multimedia a través de ADSL con actualización inmediata, concebido para lugares donde el público espera y con posibilidad de que el cliente inserte su propia publicidad) y el servicio de Alertas (información al instante para móviles con posibilidades de segmentación temática), así como el servicio de información económica Efe-Dow Jones, lanzado hace un año.

Además, han experimentado crecimientos notables la producción de vídeos corporativos o institucionales ("vídeocomunicados") y el servicio "Efe llave en mano" destinado a la actualización remota de ciberpáginas.

Grijelmo alertó a los directivos de Efe sobre la situación económico financiera de la empresa en 2010, año en el que el Estado va a recortarle en 2,5 millones de euros el pago por los servicios que la agencia le presta y se prevé además una nueva reducción de los ingresos del sector privado como consecuencia de la crisis en los medios de comunicación.