Miércoles, 10 de Febrero de 2010

PSA espera ser rentable en el primer semestre y considera incierto el segundo

EFE ·10/02/2010 - 08:36h

EFE - Instalaciones del grupo automovilístico en Vigo. EFE/Archivo

El presidente del grupo automovilístico francés PSA, Philippe Varin, se limitó hoy a dar una previsión para el primer semestre, en el que confía en restablecer la rentabilidad tras las pérdidas históricas de 2009, y mostró su gran incertidumbre sobre la segunda mitad de este año.

Varin dijo en conferencia de prensa que espera un resultado operativo positivo entre enero y junio, pero no se quiso aventurar sobre lo que podría ocurrir en los meses siguientes, en particular porque dijo desconocer el efecto que tendrá el fin o la disminución de las primas al desguace en la buena parte de los países europeos que las activaron con la crisis.

En todo caso, señaló que espera que Peugeot y Citroen juntas incrementen su cuota de mercado mundial, y que la compañía realice este año un tercio del objetivo de los 3.300 millones de euros del plan trienal 2010-2012.

"Tocamos fondo en el primer semestre" de 2009 y en el segundo PSA volvió a lograr un resultado operativo positivo, subrayó al hablar del pasado ejercicio, en que su empresa tuvo una pérdida récord de 1.161 millones de euros, 3,2 veces más de lo que perdió en 2008.

El director financiero, Frédéric Saint Geours, contó que el pasado año 6.800 personas dejaron la empresa en Europa dentro del programa de ajuste de la plantilla, más de lo que la dirección había calculado con su plan de salidas voluntarias. La plantilla en el Viejo Continente quedó así en 106.800 empleados.

El presidente de PSA consideró que aunque la suya sea una empresa con una base "muy francesa", ya que en 2009 fabricó el 47% de sus coches en Francia, "en el futuro no hay otra solución más que ser mundial".

Dentro de esa estrategia de internacionalización, su prioridad es Asia y más en concreto China, donde avanzó que, en un mercado que seguirá creciendo a un ritmo superior al 20%, su grupo venderá este año más de 350.000 vehículos, tras los cerca de 270.000 de 2009. Sólo en enero ya han colocado 39.000 vehículos.

Preguntado por India y por eventuales planes de implantación, respondió que "es un mercado con un potencial enorme para el futuro" y por ello "será una prioridad en el futuro, pero no lo es ahora mismo".

Sobre la guerra de precios entre los fabricantes, el director financiero insistió en que PSA el pasado año redujo en un 30% el volumen de existencias de coches nuevos a 440.000 unidades a finales de diciembre, y en que su gama de vehículos es muy reciente.

A ese respecto, Varin señaló que tras los lanzamientos el pasado año de modelos como el Peugeot 3008 (60.000 unidades vendidas ese año) y el Citroen C3 Picasso (86.000), en el primer semestre de 2010 se lanzará el RCZ de Peugeot y el Citroen DS3.

También calculó qe PSA venderá este año en Europa 800.000 vehículos que emiten menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro, después de los 750.000 de 2009, y confirmó la apuesta por los vehículos eléctricos (en 2010 se entregarán además de Citroen Berlingo First Electric los primeros Peugeot iOn y Citroen C-Zero) y por los híbridos (el Peugeot 3008 Hy4 se presentará en otoño).

El presidente de PSA explicó que las modificaciones en el acelerador de los modelos fabricados conjuntamente con Toyota en la República Checa no cuestiona la colaboración con la marca japonesa, de la que dijo que obtiene beneficios.

Y en cuanto a las negociaciones con Mitsubishi, reiteró que su razón de ser es la voluntad de desarrollarse en Asia y la complementariedad también entre los dos grupos para desarrollar vehículos eléctricos (en los que está más especializado el grupo japonés) e híbridos.