Miércoles, 10 de Febrero de 2010

Intensifican las detenciones en la víspera del 31 aniversario de la revolución iraní

EFE ·10/02/2010 - 09:34h

EFE - Manifestantes iraníes caminan por las calles durante unas protestas contra el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad en Teherán, Irán, el pasado 27 de diciembre de 2009. EFE/Archivo

La Policía iraní ha intensificado las detenciones de periodistas y partidarios de la oposición reformista en víspera de la celebración mañana del 31 aniversario del triunfo de la revolución que derrocó al último sha de Persia, Mohamed Reza Pahleví.

Para mañana, los opositores, que protestan desde hace más de siete meses contra la reelección del presidente, Mahmud Ahmadineyad, y la deriva en la que ha entrado el régimen, han convocado una nueva manifestación.

Pero en un intento por evitar a la oposición que se coordine e impedir el envío de imágenes al exterior, las autoridades iraníes han reducido también la velocidad de internet en todo el país y dificultado, sobre todo, el acceso a las cuentas de correo electrónico.

Según el diario pro reformista "Etemad", en los últimos dos días han sido arrestados tres influyentes periodistas y unos quince activistas estudiantiles tanto en Teherán como en la ciudad de Qazvin, situada a unos 165 kilómetros al oeste de la capital.

Los periodistas detenidos son Vahid Purostad, subdirector del diario "Farhikhtegan", y los reporteros Hamid Mani y Mohamed Ghaznavian, que trabajaban para una publicación local en Qazvin.

Purostad fue arrestado la madrugada del lunes en el domicilio de su suegra.

Antes de ser llevado al centro de detención, los agentes lo trasladaron a su propia casa, donde confiscaron algunos de sus efectos personales, como el ordenador y la cámara de fotos.

En los pasados días ya habían sido detenidos otros dos destacados periodistas, Akbar Montayabi y Ehsan Mehrabi.

Con ellos, asciende a 65 el número de periodistas y blogueros detenidos en Irán en los últimos meses, según el cómputo publicado hoy por "Etemad" y adelantaba ya ayer martes por Reporteros sin Fronteras (RSF).

Pero no sólo los periodistas, tanto activistas estudiantiles como familiares de los principales líderes de la oposición reformista, Mir Husein Musaví y Mehdi Karrubí, son igualmente víctimas de la represión del régimen.

De acuerdo la prensa reformista, en los pasados días fueron arrestados quince activistas estudiantiles, entre ellos Ali Mahili, destacado miembro de la reformista "Oficina para el fortalecimiento de la Unidad".

Asimismo fue detenido Saleh Noghrekar, sobrino de Musaví y coordinador de la oficina de ayatolá Dori Nyafabadi.

Además, agentes de aduanas confiscaron anoche el pasaporte de Hosein Karrubí, hijo de Mehdi Karrubí, a su llegada al aeropuerto internacional "Imam Jomeini" procedente de Dubai.

Hosein Karrubí deberá ahora presentarse en un plazo de 48 horas en el ministerio de Inteligencia para responder a una serie de preguntas, indicó Etemad.

Ante esta nueva oleada de arrestos, la opositora fracción de la minoría del Parlamento iraní tiene previsto celebrar hoy una sesión especial de "carácter urgente" para tratar el asunto.

Millares de iraníes han sido arrestados desde que pasado 13 de junio cientos de miles de personas se echaran a las calles para protestar contra la reelección de Ahmadineyad, que la oposición considera fruto de un "fraude masivo".

Las protestas se agravaron el pasado 27 de diciembre, día de Ashura, una jornada habitualmente de celebración nacional que este año concluyó con la muerte de al menos ocho personas en enfrentamientos entre las Fuerzas de Seguridad y grupos de oposición.

El Poder Judicial ha condenado a más de un centenar de personas a diversas penas de cárcel e incluso a muerte por su supuesta participación en las protestas, de las que también acusa a países extranjeros como Estados Unidos y el Reino Unido.

La Policía iraní ha advertido que se empleará con dureza para reprimir las manifestaciones que considere ilegales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad