Miércoles, 10 de Febrero de 2010

La ONU cierra su sede en Nueva York en previsión de una fuerte tormenta de nieve

EFE ·10/02/2010 - 08:34h

EFE - Trabajadores municipales despejan la nieve con palas. Hoy existe la previsión de una nueva tormenta, que puede dejar abundante nieve en el noreste del país.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) anunció el cierre este miércoles de su sede en Nueva York debido a la fuerte tormenta de nieve que se espera en las próximas horas en la ciudad.

"Debido al mal tiempo, el complejo que alberga la sede de Naciones Unidas en Nueva York permanecerá cerrado este miércoles", informó el organismo en un comunicado.

El cierre del emblemático edificio de la ONU ha obligado a la cancelación de la reunión que el Consejo de Seguridad tenía previsto mantener hoy sobre el funcionamiento y el futuro de las misiones de paz, así como de otros actos públicos de las diversas agencias del organismo mundial.

También se ha visto afectada la agenda del secretario general, Ban Ki-moon, que ha tenido que posponer las reuniones y entrevistas que tenía programadas, dijeron fuentes del organismo.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, explicó que se espera que caigan entre 10 y 35 centímetros de nieve en la ciudad, lo que puede poner "en peligro la seguridad" de los neoyorquinos.

Se prevé que la nieve venga acompañada de fuertes vientos que podrían derribar ramas de árboles, letreros y postes de luz, con el consiguiente peligro para transeúntes y vehículos.

En consecuencia, las autoridades de la Gran Manzana anunciaron el cierre de todas las escuelas públicas de la ciudad y desaconsejaron el uso de los vehículos privados para facilitar la labor de limpieza de las calles.

Asimismo, Bloomberg activará el dispositivo de emergencia en Nueva York, que ya tiene listas 1.600 máquinas quitanieve y 100.000 toneladas de sal, que empezarán a repartir sobre el asfalto 365 camiones desde el momento en que empiece la precipitación.

Por su parte, la archidiócesis de Nueva York también anunció la suspensión de las clases en sus centros escolares, y se espera que otras escuelas privadas tampoco abran sus puertas, informó el diario The New York Times.