Miércoles, 10 de Febrero de 2010

Reconstruir Haití podría llevar 10 años, dice su primer ministro

Reuters ·10/02/2010 - 06:51h

Cuatro semanas después de que un seísmo devastara su capital, Haití aún está en una situación precaria sin una idea clara sobre cómo albergar a un millón de personas que viven en las calles, dijo el martes el primer ministro Jean-Max Bellerive.

Bellerive dijo que la empobrecida nación caribeña podría tardar entre tres y cuatro años para volver a su estado anterior al seísmo y hasta 10 años para reconstruir las 250.000 viviendas destruidas por el terremoto de magnitud 7 del 12 de enero.

donde la mayoría de los haitianos aún viven bajo lonas de plástico o sábanas - ha crecido a casi 500, declaró el político.

"Aún estamos en una situación muy difícil", dijo Bellerive a Reuters. "Aún no tenemos una visión clara de ciertos problemas (...) sobre cómo vamos a reubicar a toda esa gente", agregó.

Bellerive, un economista que se convirtió en primer ministro sólo dos meses antes del seísmo, dijo que las condiciones están mejorando en algunas áreas, con una mejor distribución de alimentos y mejores servicios de salud.

Donantes internacionales han enviado alimentos, tiendas y otro tipo de ayuda por un valor de millones de dólares a Haití, donde antes del terremoto la mayoría de las personas vivía con menos de dos dólares al día.

Bellerive dijo que el albergue sigue siendo el mayor problema del Gobierno. Los residentes cuyas casas fueron dañadas, o que temen dormir en su interior, han establecido campamentos en el entorno del aeropuerto de la capital, la principal plaza de la ciudad, un campo de golf, terrenos abiertos, jardines de empresas y aceras.

Durante los próximos cuatro a seis meses, dijo, el Gobierno tendrá que trasladar a las personas a refugios o establecerlos en campamentos con mejores instalaciones. La temporada de lluvias de Haití podría comenzar en semanas y la temporada de huracanes del Caribe empieza el 1 de junio.

"En algunos lugares se van a quedar donde están, (nosotros) los vamos a acomodar. En otros, tendremos que trasladarlos. Y si los trasladamos tendremos que darles todos los servicios, porque ellos no estarán en condiciones de cuidarse a sí mismos", dijo Bellerive.

Las condiciones de salubridad en los campamentos, la mayoría de los cuales no tienen baños o agua, es una preocupación importante, especialmente cuando la temporada de lluvias comienza en algunas semanas, indicó.

El Gobierno espera tener letrinas instaladas antes de que comience la temporada de lluvias y está enviando a trabajadores de la salud para aconsejar a los residentes sobre los riesgos de dormir, cocinar y bañarse en el mismo lugar reducido.

Aunque los responsables sanitarios han visto un alza en los casos de tétanos y otras enfermedades, Bellerive dijo que no se han registrado brotes importantes.

"Creemos que estamos controlando cualquier brote epidémico en Haití (...) hasta el momento no hemos tenido epidemias en el país", dijo el ministro.

El Gobierno ha dicho que 250.000 viviendas quedaron destruidas por el terremoto, la mayoría de ellas en la capital. Consultado sobre cuánto tardará la reconstrucción de esas casas, Bellerive indicó: "Mucho tiempo (...) he dicho 10 años. Creo que tardaremos de tres a cuatro años en volver a lo que teníamos el 11 de enero".