Miércoles, 10 de Febrero de 2010

Un centro de diálisis contagia a varios pacientes la hepatitis C

Uno de los afectados perdió sus opciones de recibir un trasplante de riñón

JORDI SIRÉ ·10/02/2010 - 08:30h

Aspecto del Instituto Nefrológico Santa Tecla, ayer por la tarde. - josé luis s. sanjuán

La Generalitat de Catalunya investiga el contagio por hepatitis C de al menos siete pacientes que se sometieron a un tratamiento de diálisis en el Instituto Nefrológico Santa Tecla, en Tarragona. El presunto caso de negligencia médica ocurrió el pasado mes de diciembre, aunque no se conoció hasta ayer.

Debido al contagio, uno de los pacientes se quedó sin recibir un trasplante de riñón para el que estaba en lista de espera desde hacía cuatro años y medio. "La noche antes de la visita con la especialista refleja el escrito presentado ante el fiscal, este paciente recibió una llamada del Hospital de Bellvitge, para trasladarlo de urgencia a Barcelona y realizarle el trasplante. Con lágrimas en los ojos y casi sin poder hablar, le dio el numero de teléfono del Centro de Diálisis para que el médico de guardia le pudiera explicar que no podía aceptar el riñón debido a una infección por el virus de la hepatitis C".

La Generalitat confirma siete de los al menos 15 casos denunciados

Los familiares de los afectados se lo comunicaron a la Asociación El Defensor del Paciente (Adepa), que lo denunció ante el fiscal jefe de Tarragona, Javier Jou. Según Adepa, por lo menos una quincena de personas resultó infectada por el virus. El Departament de Salut aseguró que tiene "abierto un expediente informativo para esclarecer cómo se contagió" un grupo que rebajó a "siete pacientes".

La Generalitat está "a la espera de los resultados del estudio molecular y filogenético que permitirá identificar el origen del virus". Según Salut, "el 1 de diciembre este centro [de diálisis] comunicó" al departamento la existencia del brote. "Acto seguido, la Dirección General de Recursos Sanitarios abrió un proceso de inspección" que culminó en un "primer informe" que reclamaba mejoras en el centro.

Carmen Flores, presidenta de Adepa, exige responsabilidades y se remite al "ocultismo" del centro y de la Administración pública catalana para justificar la "imposibilidad de dar una cifra exacta de los afectados". La Red Sanitaria y Social Santa Tecla, responsable de la gestión del hospital, explicó por su parte que "la actividad y el personal de hemodiálisis depende de la empresa Fresenius, totalmente ajena" a ella.

Los infectados dicen que tras el contagio los mandaron "de vuelta a casa"

El vía crucis de las víctimas

Los afectados, en su mayoría de edad avanzada, han vivido un vía crucis. En el documento remitido a la fiscalía, se relata que se les informó de que no debían preocuparse, puesto que la enfermedad no se desarrolla hasta pasados 20 años. Según los afectados, les dijeron que tomaran precauciones para evitar contagios y, tras darles "explicaciones rutinarias y ánimos", los mandaron "de vuelta a casa sin más".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad