Miércoles, 10 de Febrero de 2010

Rajoy da pistas sobre su plan secreto: abaratar el despido

Admite que no presenta una moción de censura porque no cuenta con apoyos

Y. GONZÁLEZ ·10/02/2010 - 00:05h

El líder del PP, Mariano Rajoy, ayer, en el Congreso de los Diputados. - DANI POZO

El líder del PP, Mariano Rajoy, dice tener "un plan" para gobernar "desde ya" pero, de momento, prefiere mantenerlo secreto y dar pistas con cuentagotas. Ayer, por ejemplo, aportó algo más de luz a su apuesta por reducir las indemnizaciones por despido laboral. En una entrevista a Los desayunos de TVE, el presidente de los conservadores propuso un nuevo contrato que, en caso de despido, contaría con una indemnización progresiva en función del tiempo trabajado en la empresa. Según explicó, "no puede haber un contrato de 45 días de indemnización y luego uno de cero". "Se podría empezar hablando de un contrato que si uno lleva un año trabajando la indemnización fuera equis, y si estuviera dos aumentara...", añadió.

Rajoy rehusó precisar si su idea estaría más cerca de los 45 días por año trabajado o de los 33. Pero sí puso el listón: "A lo mejor a los cuatro, cinco o seis años tendría que ir a los 33 días. Y antes no". Es decir, que nunca antes de los cuatro años en la empresa, el trabajador, si es despedido, percibiría 33 días por año.

El PP propone que las indemnizaciones se calculen de forma progresiva

Para el jefe del principal partido de la oposición, su iniciativa favorecería a empresario y trabajador y acabaría con la "dualidad de contratos".

Precisamente, el pasado viernes, el presidente del Gobierno reveló su intención de extender a otros colectivos la modalidad de contrato de fomento del empleo. Este rebaja la indemnización por despido improcedente de 45 a 33 días.

Mayor estabilidad

El dirigente conservador congelaría el sueldo a los funcionarios

Con sus palabras de ayer, el dirigente conservador perfila un poco más su apuesta por el abaratamiento del despido perfilada a principios de año en una entrevista en El Mundo. En esta, se mostró "partidario de un nuevo contrato que contemple una menor indemnización por despido, vinculado a una mayor estabilidad". Pero cuando se le solicitó hacer una "propuesta concreta" aseguró que a él, "como líder de la oposición, no le correspondía".

Otra de las apuestas del PP, según su jefe de filas, sería la de acabar con el monopolio del Inem como intermediador en el mercado de trabajo. "Debería estar abierto a empresas privadas", añadió.

También aseguró que si fuera él quien gobernara habría congelado el sueldo de los funcionarios.

La entrevista también aportó algo de luz sobre las versiones contradictorias del PP sobre la posibilidad de presentar una moción de censura. Rajoy recurrió al "no es momento de ocurrencias". Pero fue más allá: "No tengo confianza en Zapatero pero si tuviera una mínima posibilidad de ganar la moción la presentaría".

La actitud de Rajoy de ocultar su postura sobre los asuntos de actualidad lleva tiempo calando en el PP. Ayer, el diputado y ex ministro de Aznar, Jesús Posada, alertó a sus compañeros del Grupo Popular de que la idea de que carecen de alternativa política, aún siendo falsa, está calando en la sociedad y llamó a tomar medidas, informa Europa Press. Ana Palacio, también ex ministra, habló del "perfil bajísimo" que mantiene su partido.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad