Martes, 9 de Febrero de 2010

El Vaticano acusa a los medios italianos de calumnias

Reuters ·09/02/2010 - 21:25h

El Vaticano acusó a los medios italianos el martes de llevar a cabo una campaña "insultante" de calumnias contra el Papa Benedicto XVI y el propio Vaticano al publicar historias embarazosas sobre intrigas palaciegas y tramas bizantinas entre sus muros.

En un comunicado poco habitual emitido por su Secretaría de Estado, el Vaticano rompió su silencio tras dos semanas de historias sobre los asuntos que llevaron a la dimisión el pasado mes de septiembre de Dino Boffo, el influyente editor del periódico católico Avvenire.

Los medios de comunicación dijeron que altos cargos del Vaticano habían enviado a un diario italiano propiedad de la familia del primer ministro, Silvio Berlusconi, un documento falso alegando que una mujer, cuyo marido mantenía una aventura homosexual con Boffo, había acusado de acoso al editor del Avvenire.

Desde el 23 de enero, altos cargos de la Curia han leído historias con titulares como "El veneno de los cardenales", "Intriga Vaticana" y "Hambre de poder en el Vaticano".

Los artículos, publicados en los principales diarios, dibujaban un escenario donde los salones del Vaticano ebullían con intrigas y maquinaciones dignas de los papados medievales.

"Estos artículos intentan reconstruir acontecimientos que carecen totalmente de base", dijo el comunicado del Vaticano. "Es parte de una campaña de calumnias contra la Santa Sede, en la que se ha visto implicado el propio Papa".

Il Giornale, propiedad del hermano de Berlusconi, publicó durante varios días en agosto en portada ataques a Boffo como un falso moralista porque había escrito editoriales criticando a Berlusconi por sus aventuras extramatrimoniales.

DOCUMENTO FALSO

Boffo negó las acusaciones pero dimitió a principios de septiembre, diciendo que lo hacía por el bien de la Iglesia. Tres meses después, en diciembre, Il Giornale indicó que su historia era errónea y que se basaba en un documento judicial falso que había recibido.

El diario no indicó de dónde obtuvo el documento falso.

En las últimas semanas, los rotativos italianos han estado repletos de historias de que altos cargos vaticanos, entre ellos el secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone y Gian Maria Vian, editor del diario del Vaticano L'Osservatore Romano, estaban detrás de los documentos falsos.

Los medios indicaron que Bertone y Vian querían deshacerse de Boffo, uno de los más influyentes creadores de opinión católicos y editor del Avvenire durante 15 años porque se alió con otro cardenal que consideraban rival.

El comunicado del Vaticano agregó que el Papa lamentaba las noticias publicadas y las calificaba de "injustas e insultantes" y que tenía una confianza total en sus auxiliares.

El hecho de que el Vaticano tardara más de dos semanas en responder a los medios de comunicación indica que se llevó a cabo una investigación interna, según una fuente vaticana.