Miércoles, 10 de Febrero de 2010

El pacto de Estado, un escenario remoto

El Gobierno juzga inviable un acuerdo que incluya al PP, que tampoco da indicios de disposición

G. L. A. ·10/02/2010 - 02:00h

MARTA JARA - Vilajoana (en el centro) y Casas, de CiU, con Sánchez-Camacho, del PP.

La posibilidad de que fragüe un pacto de Estado para acelerar la salida de la crisis es remota, según fuentes gubernamentales consultadas por Público.

El presidente del Gobierno valoró ayer la propuesta lanzada en este sentido por CiU, que solemnizó en el Senado Jordi Vilajoana. Pero, aunque Josep Antoni Duran i Lleida, se ha ofrecido como mediador, en la Moncloa se considera como un handicap insalvable la actitud del PP.

"El planteamiento de CiU no es nuevo, pero unos pactos de la Moncloa en 2010 son algo inviable. No es posible llegar a un acuerdo de esa naturaleza cuando el principal partido de la oposición basa toda su estrategia en decir que la culpa de todo la tiene el Gobierno y que el presidente es el problema", argumentaron las fuentes consultadas.

Zapatero valora en el Senado la propuesta de acuerdo de los catalanes

El PP no ofreció ayer indicios de un cambio de actitud. Su portavoz en el Senado, Pío García Escudero, resucitó una declaración de Mariano Rajoy en el Pleno del Congreso: "Cuando se apaguen las luces de la fiesta y haya que apretar los dientes, el único que estará a su lado seré yo, señor presidente". García Escudero proclamó que ya "la fiesta se acabó", pero sostuvo que para salir de la situación se precisa "liderazgo fuerte, cohesión de equipos y mano firme para dirigir las reformas". Precisamente aquello de lo que, a su juicio, adolece Zapatero.

El presidente respondió pidiendo al PP que dedique "algo de esfuerzo a pensar en los intereses de España". Que su relación con Mariano Rajoy no pasa por el mejor momento se puso de manifiesto en que, durante la reunión con el Grupo Socialista, su voz sólo adquirió un tono de enfado cuando dijo que la "responsabilidad" debería acompañar no sólo a las decisiones del Gobierno, sino también el comportamiento de la oposición. A puerta cerrada, atribuyó la actitud del PP a su falta de convicción en una victoria electoral: "Os puedo asegurar que les va a costar".

CiU emite señales favorables al pacto sobre la Ley de Economía Sostenible

El escenario catalán

Otra cosa es que la oferta lanzada por CiU sirva de puente para un entendimiento más amplio con la federación nacionalista. "Todo aquel esfuerzo para ganar la recuperación económica es bienvenido. Desde aquí le adelanto la plena disposición al diálogo del Gobierno y, por supuesto, del Grupo Socialista para culminar acuerdos", respondió Zapatero a Vilajoana.

El portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, tiene intención de abrir una nueva ronda de conversaciones después de la comparecencia que el presidente protagonizará el próximo miércoles en el Pleno del Congreso.

De momento, CiU ha hecho llegar señales de que está en una predisposición favorable al acuerdo en torno al proyecto de ley de Economía Sostenible. En algunos medios socialistas se maneja incluso la hipótesis de que la coalición podría estar interesada en llegar a las elecciones en Catalunya, donde la legislatura concluye en noviembre, con la marca de que vuelve a ser "una fuerza de Gobierno", aunque tenga que dar el primer paso en Madrid. Estos dirigentes socialistas no descartan que, tras el semestre de presidencia europea, Zapatero pudiera abrir una nueva fase de legislatura con un cambio en profundidad del Gobierno y un acuerdo estable con CiU.

Lo que ayer quedó claro es el malestar de ERC. Su secretario general, Joan Ridao, opinó que si el Gobierno aplaude la iniciativa de CiU es porque "le llueven las bofetadas". Recordó que el pacto de Estado ya se planteó en el Parlamento hace año y medio a iniciativa de su partido.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad