Miércoles, 10 de Febrero de 2010

La UE aborda la armonización de un coche eléctrico europeo

El objetivo es evitar que ocurra lo mismo que con los cargadores de móviles

GUILLERMO MALAINA ·10/02/2010 - 08:30h

afp - Los ministros de Industria de Grecia y España probaron ayer un coche eléctrico.

La armonización normativa y tecnológica del coche eléctrico es el primer reto que abordará la UE para impulsar su llegada al mercado. La Comisión Europea elaborará una "estrategia común" para su debate en el Consejo de Ministros de mayo.

Este es el principal acuerdo de la reunión de ministros de Competitividad de la UE, clausurada ayer en San Sebastián. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, se felicitó a su término, junto al director de la Comisión Europea para la Industria y la Empresa, Heinz Zourek, de que todos los países perciban el coche verde como un proyecto "prioritario".

Aún está, sin embargo, en fase embrionaria. Los países comunitarios no han comenzado a discutir cuánto debería desembolsar cada uno para favorecer la fabricación de un coche verde made in Europa.

"Estamos en una etapa muy preliminar", respondió Miguel Sebastián, convencido en cualquier caso de que esta cumbre es el primer paso para lanzar un coche verde liderado por la UE. El primer objetivo será así "armonizar" la normativa y algunos elementos tecnológicos, como el sistema de carga eléctrica. "La armonización no cuesta dinero", subrayó.

Estandarización

El propósito es que no se repitan situaciones vividas con otras tecnologías, como los enchufes, los vídeos o, incluso, los cargadores de telefonía móvil. Los países no fueron conscientes de la necesidad de su estandarización hasta después de su llegada al mercado. El ministro de Industria también destacó que, según Red Eléctrica, en la actualidad habría capacidad para cargar siete millones de coches verdes en horas valle por la noche.

Por otro lado, Sebastián aludió al plan de Opel para despedir a 900 trabajadores de Figueruelas. "Es un sacrificio alto", dijo, antes de mostrar la voluntad del Gobierno de reunirse y garantizar "la viabilidad a largo plazo". De los 2.600 millones que Opel reclama a los gobiernos europeos en ayudas, la compañía desveló que espera que 1.500 millones procedan de Alemania, pero no dijo cuánto aportará España. La compañía confirmó su plan industrial para la fábrica de Figueruelas, en la que se mantendrá la producción prevista.