Martes, 9 de Febrero de 2010

Mourinho presume de tridente ofensivo

El entrenador del Inter de Milán cree que Eto'o, Milito y Pandev son un "tridente de oro" que "mete miedo"

PÚBLICO.ES/EFE ·09/02/2010 - 21:12h

REUTERS/Paolo Bona - Pandev, Eto'o y Milito celebran un gol.

Desde Di Stefano, Puskas y Gento, la palabra tridente se ha movido con soltura por el lenguaje futbolístico hasta formar parte de un estilo de formación de equipos. Han pasado muchos años desde los tiempos del Real Madrid de las Copas de Europa, pero no son pocos los equipos que hoy en día copian el patrón de tres jugadores determinantes en la punta del ataque. 

El Inter de Milán es uno de ellos. Recientemente su entrenador, José Mourinho, aseguró tener un "tridente de oro" que "mete miedo" a los demás equipos. En el Calcio lo saben bien. El Inter es líder con 52 puntos, a ocho del Milán, su más inmediato perseguidor.

"Me pongo en el lugar de los entrenadores rivales y me doy cuenta de que no es fácil frenar a jugadores como Eto'o, Milito y Pandev", dijo orgulloso el portugués. Entre los tres suman 25 de los 48 goles del Inter. En el otro equipo de la ciudad también presumen de tridente con Ronaldinho, Pato y Borriello, pero sus números no asombran tanto.

Aún así, si es por tridentes, la Liga española no tiene nada que envidiarle al Calcio. Real Madrid y Barcelona se llevan la palma en este apartado, como demuestra la clasificación. Por los merengues, el talonario de Florentino ha permitido juntar en la vanguardia madridista a Cristiano Ronaldo, Kakà y Benzema. En total, 210 millones de euros pisando el césped.

En el Barça de los seis títulos las combinaciones posibles dan numerosos tridentes. Desde Messi-Ibrahimovic-Henry, hasta Iniesta-Ibrahimovic-Messi, e incluso Pedro-Ibrahimovic-Messi. En este caso las cifras de goles son más mareantes que las del Inter: entre Messi, Ibra y Pedro acumulan 33 de los 52 goles del Barcelona en la Liga. 

Por detrás en la clasificación, un tridente con acento español es el que luce el Valencia de Unai Emery, con Silva, Villa y Mata. E incluso Manolo Jiménez puede alinear un tridente repleto de gol con Kanouté, Luis Fabiano y Negredo, en cuyas rotaciones entran Capel y Navas. 

Entre las selecciones clasificadas para el Mundial de Sudáfrica también vemos tridentes que asustan. Argentina cuenta con el trío atacante que forman Messi, Agüero y Tévez; España con Silva, Villa y Fernando Torres; y Brasil con Robinho, Kaká y Luis Fabiano.

Aún así, esta fórmula no siempre resulta, aunque meta miedo. Un ejemplo claro es el de Ronaldo, Ronaldinho y Robinho, que no fueron suficientes para eliminar a la Francia de Zidane, Ribery y Henry en el Mundial de Alemania 2006.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad