Miércoles, 10 de Febrero de 2010

Europa ultima el plan para rescatar a Grecia del desastre

Alemania podría liderar el primer salvamento a un país de la zona del euro

ANA TUDELA ·10/02/2010 - 01:15h

El ministro de Finanzas griego, Giorgos Papaconstantinos, ayer, en Atenas antes de explicar las nuevas medidas de ajuste fiscal. - EFE

Un susurro recorría ayer por la mañana Europa: hay que rescatar a Grecia. Dejar que un país de la Unión Económica y Monetaria (UEM) tenga que ir a mendigar a las puertas del Fondo Monetario Internacional (FMI) para afrontar su deuda sería un desprestigio y una clara señal de debilidad del Viejo Continente y su proyecto comunitario.

La confirmación llegaba a última hora de la tarde. "Hablamos de apoyo en sentido amplio", aclaraba Olli Rehn, el nuevo comisario de la UE para Asuntos Económicos, a Bloomberg. Michael Meister, portavoz de asuntos económicos del Gobierno de Angela Merkel aseguraba que las ayudas vendrían "bajo estrictas condiciones, y si el Gobierno griego se compromete a profundas reformas."

Pero los mercados ya habían intuido la intención europea. El tono de voz sobre el posible rescate se disparó a media mañana cuando el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, borraba su agenda y se volvía desde Australia para tener tiempo de participar en la cumbre informal de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que se celebrará mañana.

Su decisión abrió los ojos de los mercados que consideraron blanco y en botella que Europa no va a dejar sola a Grecia, y que lo va a decidir en esa cumbre. El euro subió un 1% respecto al dólar, recuperando buena parte del descalabro de los últimos días. La prima de riesgo de Grecia (coste de asegurar la deuda) descendía hasta los 402 puntos desde los 428 de la jornada anterior. El diferencial con el bono alemán de la deuda griega se situaba en 350 puntos (exige una rentabilidad de 3,5 puntos superior a la del título germano), cuando ha llegado a los 420.

"No necesitamos llamar al FMI. Lo podemos y debemos hacer nosotros"

Incluso Wall Street, acostumbrado a que el resto del mundo se mire en su espejo y no al revés, reaccionaba con fuertes subidas a la noticia de que Europa podría demostrar fuerza y cintura para evitar una nueva recaída de la crisis. Se trataría de un hito. El primer rescate en 11 años de vida del euro. Un movimiento orquestado para que Grecia pueda hacer frente a los pagos a corto plazo de su desbocada deuda (25.000 millones de euros este año), que supera el 120% del PIB.

Alemania, la gran economía de la UE, la nación que exigió que la normativa del BCE prohibiese los rescates a países, suena en todas las quinielas como líder del movimiento. Financial Times Deutschland aseguraba ayer que el Gobierno alemán va a aportar un paquete a la salvación helena.

Almunia hace patria de la UE

El hasta ayer comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, hizo un llamamiento a Europa. "No necesitamos llamar al FMI. Lo podemos y debemos hacer nosotros. Si tenemos la coordinación adecuada, voluntad política, utilizamos los instrumentos del Tratado y llevamos a las últimas consecuencias nuestros objetivos, tenemos los instrumentos para afrontar situaciones difíciles como la de Grecia".

Pero "el apoyo no puede ser gratis", añadió. "Me gustaría que los líderes europeos dijeran a Grecia que, a cambio de los esfuerzos, van a contar con nuestro apoyo".

Sobre las posibles fórmulas, los medios hablan de garantías que respalden la deuda griega. Pablo Vázquez, analista de Fedea, considera que se podrían adelantar los fondos que correspondan a Grecia en los próximos años. Por su parte, Juan Iranzo, director general del Instituto de Estudios Económicos (IEE), apunta a "una decisión multilateral o bilateral de los países de la zona euro de comprar deuda griega".

Wall Street sube un 2,11% con un ojo puesto en Atenas

La Bolsa de Nueva York mantiene hoy una sólida tendencia alcista y el Dow Jones de Industriales avanza un 2,11% entre expectativas de que Grecia recibirá ayuda de sus socios europeos para afrontar su elevada deuda. Hacia la media sesión ese indicador bursátil, que incluye a 30 de las mayores empresas estadounidenses, avanzaba 208,67 puntos y se situaba en 10.117,06.

El selectivo S&P 500 ganaba un 1,93% (20,37 puntos) y llegaba a 1.077,07 puntos, al tiempo que el índice compuesto del mercado Nasdaq subía un 1,72% (36,58 puntos), a 2.162,63 enteros. El mercado bursátil neoyorquino recuperaba este martes parte del terreno perdido en las tres últimas sesiones que lo llevó a cerrar el lunes a menos de 10.000 puntos, por primera vez en tres meses.

Las compras de valores bursátiles se intensificaron a medida que se agudizaba la impresión de que los países de la eurozona están dispuestos a ayudar a Grecia a aliviar los problemas de su deuda, según analistas. La corriente compradora coincidía, además, con un debilitamiento del dólar ante el euro y otras divisas, lo que favorecía un fuerte repunte de los sectores de empresas de materias primas (4,17%) y de energía (2,9%). Por un euro se pagaban este martes 1,3835 dólares, comparado con 1,3660 dólares el día anterior.

La bolsa española, por su parte, subió hoy el 0,68% animada por el alza de la banca y de Wall Street . El Ibex-35 avanzó 69,10 puntos, equivalentes al 0,68%, hasta 10.275,40 puntos. Las pérdidas anuales bajan al 13,94%. En Europa, bajaron Milán (0,57%), así como el índice Euro Stoxx 50 (0,14%). Subieron Londres (0,38%); Fráncfort (0,24%, y París (0,15%). 

Noticias Relacionadas