Martes, 9 de Febrero de 2010

La película "Paranormal Activity" da demasiado miedo para Italia

Reuters ·09/02/2010 - 17:32h

El Gobierno italiano está estudiando si impone restricciones a la película de terror "Paranormal Activity" después de que algunos espectadores sufrieran ataques de pánico, lo que generó protestas de los grupos protectores de la infancia y de los consumidores.

Los servicios de emergencia de Nápoles recibieron llamadas durante el fin de semana de personas quejándose de palpitaciones y ansiedad después de ver la película, que cuenta la historia de una joven pareja que intenta grabar en vídeo pruebas de una presencia sobrenatural en su casa.

Una niña 14 años estuvo tan aterrorizada que necesitó que se le suministrase oxígeno fuera de la sala de cine, según el periódico Corriere della Sera.

El ministro italiano de Cultura, Sandro Bondi, señaló que la película ha sido revisada y aprobada por una comisión que decide las restricciones de edad para las películas, y añadiendo que está considerando posibles medidas para proteger a los niños.

La cinta de bajo presupuesto, una producción estadounidense dirigida por el israelí Oren Peli, se ha convertido en un éxito internacional, especialmente entre los jóvenes, y fue estrenada en Italia el viernes, llegando a 385 salas de cine sin restricción de edad.

El grupo de consumidores Codacons amenazó con ir a los tribunales en nombre de las minorías que puedan encontrar la cinta demasiado aterradora, mientras que el ministro de Defensa italiano, Ignazio La Russa, dijo que la película no debería emitirse por en televisión cuando puedan verla los niños.

"Es una película angustiosa que está generando ataques de pánico y problemas psicológicos entre los jóvenes", dijo Alessandra Mussolini, una política de derechas que dirige la comisión parlamentaria sobre derechos del niño.

"Si es muy tarde para imponer una restricción de edad, deberíamos poner alguna especie de advertencia, particularmente para los padres, para que estén al tanto de los riesgos" dijo Mussolini.