Martes, 9 de Febrero de 2010

La deuda española se garantiza la máxima calificación AAA

La agencia de calificación de riesgo Fitch garantiza una expectativa de riesgo de crédito más reducida para España

EFE ·09/02/2010 - 18:06h

EFE/Manuel H. de León - La ministra de Economía, Elena Salgado, este martes en el Senado.

La agencia de calificación de riesgo Fitch considera que la economía española sigue ofreciendo garantías para que su deuda soberana reciba la máxima calificación 'AAA', que indica una expectativa de riesgo de crédito más reducida.

"En estos momentos, creemos que España permanece dentro de las garantías de una deuda soberana 'AAA'", manifestó Douglas Renwick, director asociado para deuda soberana de Fitch.

Renwick considera positivo el Programa de Estabilidad 2009-2013 que el Gobierno español presentó ante la Comisión Europea, aunque advierte de que el mayor riesgo que afrontan tanto este plan como la sostenibilidad de la deuda pública es el escaso crecimiento de la economía española. De hecho, Fitch espera "un crecimiento negativo del PIB durante el conjunto de 2010". Sin embargo se destacan "algunos elementos positivos para España", como la mejora en la competitividad exterior.

Desde Fitch se destaca también "un gran progreso en la reforma del sistema productivo" y el ajuste del mercado laboral, con el fuerte incremento del desempleo en el último año, que "ha aumentado la productividad española en un 3,5% interaual, probablemente el porcentaje más alto visto desde la puesta en marcha de la Unión Económica y Monetaria" de la Unión Europea en 2002, según Renwick.

No obstante, el experto señaló que "el ajuste en España se va a ver dificutado por la debilidad del mercado laboral" y que "hay escasas evidencias de que vaya a haber una contención de los salarios, debido a la dualidad del mercado laboral español".

La agencia prevé que la deuda alcance un nivel máximo en 2012 cercano al 80% del PIB

España, recordó Renwick, llegó a la recesión "con un significativo margen fiscal en términos de bajo nivel de déficit público y con un superávit en 2007", pero en 2009 ha experimentado "un deterioro del déficit muy por encima de las expectativas". Esto fue así por "el fuerte incremento del desempleo y por la caída del sector inmobiliario y del gasto de los consumidores, lo que ha tenido un fuerte impacto en las finanzas del Estado".

Renwick criticó que el Gobierno no anticipara la profundidad de la recesión y señaló que "si lo hubiera previsto, hubiera aprobado un paquete de estímulo fiscal menos agresivo en 2009". Ese paquete, explicó, "fue del 4% del PIB, entre los mas grandes que se aplicaron, y añadió 2,4 puntos porcentuales al déficit en 2009", hasta situarlo por encima del 11%.

Aún así, el experto considera que el Ejecutivo"ha actuado con relativa prontitud para reorientar su política fiscal hacia la consolidación y ha establecido para este año un programa de consolidación muy ambicioso". Según Renwick, el plan de estabilidad implica "medidas muy concretas", como el incremento del IVA y el desarrollo de las medidas de estímulo puestas en marcha en 2009, que previsiblemente permitirán un recorte del 2,7% del déficit estructural en 2010.

Sobre la deuda, el experto de Fitch dijo que "la veremos subiendo hasta un nivel máximo en 2012 cercano al 80% del PIB y declinando posteriormente, siguiendo muy por debajo de las de otros países de calificación AAA".

En este contexto, advirtió de que "uno de los riesgos clave para la economía española es la perspectiva de crecimiento" y señaló que "la reorientación de la política fiscal que estamos viendo va a retrasar" el momento en el que España saldrá de la recesión.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad