Martes, 9 de Febrero de 2010

El Gobierno dice que detuvo a Fonseka por violar la ley militar de Sri Lanka

EFE ·09/02/2010 - 13:54h

EFE - Anoma, esposa del ex jefe del Ejército de Sri Lanka y candidato opositor en las elecciones presidenciales de enero, Sarath Fonseka, compareciendo ante la prensa este martes después de que las fuerzas de seguridad detuvieran el día anterior a su marido.

El Ministerio de Defensa de Sri Lanka aseguró hoy que el ex jefe del Ejército y candidato presidencial Sarath Fonseka fue detenido anoche por violar la ley militar del país.

Un portavoz de Defensa, Keheliya Rambukwella, dijo en una rueda de prensa que las autoridades investigan "sus supuestas conexiones y relaciones de naturaleza política mientras era miembro del Consejo de Seguridad, que es el órgano más poderoso al frente de la seguridad nacional", según recoge el Ministerio en un comunicado.

En concreto, según Rambukwella, Fonseka fue detenido por violar el artículo 57 de la ley militar, que estipula que un oficial del Ejército puede ser arrestado hasta seis meses después de dejar el servicio si ha divulgado secretos militares o actuado contra el Gobierno.

El portavoz militar, Prasad Samarasinghe, precisó que la Fiscalía decidirá, en base al sumario, si Fonseka será juzgado o no por una corte militar.

Tras comandar a las tropas ceilanesas a la victoria militar sobre la guerrilla tamil en primavera de 2009, Fonseka dejó el cargo y presentó su candidatura a las elecciones presidenciales del 26 de enero, en las que se impuso el actual jefe de Estado y su antiguo aliado, Mahinda Rajapaksa.

Anoma Fonseka, la mujer del ex general, denunció hoy que durante el arresto de anoche, que se produjo después de una reunión con líderes opositores, las fuerzas de seguridad trataron a su marido "como a un animal".

"¿Es ésta la democracia de nuestro país?", dijo la mujer del ex candidato en una rueda de prensa en su domicilio recogida por el canal ceilanés "Ada Derana".

Una fuente diplomática consultada por teléfono constató a Efe que la detención tiene motivos políticos y recordó que "los cargos concretos de los que se acusa al candidato no han sido aclarados".

En un comunicado, Amnistía Internacional (AI) denunció anoche que el arresto del ex general supone una continuación de la "represión postelectoral" del presidente Mahinda Rajapaksa, quien durante estos días se halla de visita en Rusia.

"El momento del arresto es inquietante dadas las informaciones de que Sarath Fonseka había anunciado el mismo día que estaba preparado para testificar ante una corte internacional sobre cargos de crímenes de guerra contra el Gobierno de Sri Lanka", observó AI, que denunció también los arrestos que se han producido desde la jornada electoral.

Tras conocerse el resultado de las elecciones del 26 de enero, el Ejército rodeó el hotel en el que se hallaba Fonseka, aunque no fue detenido y portavoces militares argumentaron que había "desertores" -nueve de los cuales fueron arrestados por las fuerzas de seguridad- dentro del hotel que tenían que entregarse.

Defensa acusó a Fonseka de urdir un plan para asesinar a Rajapaksa y a su familia, algo en lo que insistió el día 4, después de que se practicaran 37 detenciones, la mayoría oficiales del Ejército.

Las autoridades anunciaron además la entrega de unos 1.500 supuestos desertores y el día 5 el estado de excepción vigente en el país fue prorrogado un mes.

Pese a las constantes acusaciones de conspiración y los arrestos de miembros de la oposición durante las últimas dos semanas, Fonseka permaneció en el país y anoche fue arrestado.