Martes, 9 de Febrero de 2010

John Baldessari expone en el MACBA en la mayor retrospectiva de su obra

EFE ·09/02/2010 - 13:27h

EFE - El artista californiano John Baldessari, uno de los pioneros del arte conceptual, posa ante una de sus obras durante la presentación de la exposición retrospectiva que le dedica el MACBA, en la que se muestran más de 130 obras realizadas entre 1962 y 2009.

Más de 130 obras realizadas entre 1962 y 2009 se exhiben en el MACBA en la mayor retrospectiva dedicada al artista californiano John Baldessari, uno de los pioneros del arte conceptual, que arranca con algunas de las pinturas salvadas de la incineración que hizo en 1970 de buena parte de su producción.

La exposición, que se inaugura hoy y que estará abierta hasta el próximo 25 de abril, comienza con las obras realizadas por Baldessari en los años sesenta, cuando ejercía de pintor y producía, sobre todo, óleos sobre tela.

Estas pinturas son una representación de las que sobrevivieron a su acción "Cremation Project": el 24 de julio de 1970 quemó toda su obra anterior a 1966 que él conservaba, y guardó las cenizas en una urna en forma de libro como testimonio de los hechos, una urna que se puede contemplar en el MACBA junto a la lápida referencial.

Aquel acto tan drástico respondía a las dudas del artista respecto a la forma de arte dominante en aquella época y simbolizó su renacimiento artístico.

El propio director del museo, Bartomeu Marí, ha subrayado que "Baldessari nos aleja de la consideración del arte de vanguardia de la segunda mitad del siglo XX, a través de la utilización de iconos de la imaginería de la cultura popular".

La composición y el contenido de aquellas pinturas tempranas no son tradicionales, sino que ya patentizaban el ingenioso sentido del humor de Baldessari.

"A menudo, se ha relacionado mi obra con el humor, pero no es mi meta, mi objetivo, y eso me hace pensar en una analogía con Cervantes, de quien no sabemos si quiere hacernos reír o pretende ser un escritor serio", anota el artista estadounidense.

A su juicio, "Cervantes puede ser interpretado con humor o en sentido trágico, depende de la persona y del momento".

Y añade: "Otro de mis héroes siempre ha sido Goya, y cabe preguntarse si su obra es divertida o trágica. Yo creo que las dos cosas".

En "Art Lesson" (1964) ridiculiza los manuales de arte, y en "God Nose" (1965), una pintura de estilo pop en la que se ve el cielo con una nube y una nariz flotante, juega con el título de la obra y su imaginería. La fascinación por el lenguaje se ha mantenido en el trabajo del artista hasta el día de hoy.

Precisamente, el juego del texto con la imagen ha sido reconocido universalmente como "uno de los primeros ejemplos del arte conceptual", destaca una de las comisarias de la exposición, Leslie Jones, quien recuerda que "sus series fotográficas también fueron de las primeras muestras en el desarrollo del arte de la apropiación".

El hecho de trabajar en el aislamiento cultural de National City y no en Los Ángeles, el núcleo artístico de California, dio a Baldessari esos años la libertad de hacer lo que quería sin estar sometido al escrutinio del público.

En 1966, empezó a fotografiar un barrio obrero de su ciudad y las fotos eran intencionalmente mundanas y nada espectaculares, a menudo hechas desde el coche sin mirar por el visor de la cámara.

Después amplió las fotos y las transfirió a las telas, y pidió a cartelistas comerciales que pintaran encima textos igualmente prosaicos que identificasen cada lugar.

Estas piezas, que combinaban foto y texto, crearon nuevos significados y tensiones entre imágenes y palabras y marcaron un punto de inflexión en su trayectoria.

La evolución que permite seguir la retrospectiva es que al final Baldessari eliminó las imágenes y dejó únicamente en las telas texto, como en "Clement Greenberg" (1966-68)", en el que postula que el arte tiene que ver con el impacto estético, no con las ideas, o "Everithing is Purged..." (1966-68), en el que insinúa lo contrario.

Entre sus vídeos, se puede contemplar uno de los icónicos del artista, "I Am Making Art" (1971), en el que durante 18 minutos recita esa frase mientras mueve sutilmente varias partes de su cuerpo.

Tras mudarse a Los Ángeles, la proximidad de Hollywood también repercutió en su obra, como en "Story with 24 versions" (1974), en la que la trama está desarrollada escena por escena.

En la parte final de la exposición, se pueden ver sus obras de los años ochenta en las que aparecen puntos de colores sobre los rostros de los personajes.

Como si de cerrar un círculo se tratara, su nueva escultura, "Brain/Cloud (Two Views)", en la que enfrenta un enorme cerebro tridimensional a una vista marítima, con palmera incluida, del Pacífico, remite a las nubes de sus primeras pinturas "Falling Cloud" (1965) o "God Nose".

Para Jones, Baldessari es "uno de los artistas americanos más influyentes de hoy día", cuya huella está presente en generaciones de artistas como Rita McBride, Meg Cranston, Jack Goldstein, Allan McCollum, Matt Mullican, Richard Prince o Christopher Williams.

Tras su exhibición en Barcelona, la retrospectiva se exhibirá en Los Ángeles y Nueva York.