Martes, 9 de Febrero de 2010

Fotógrafos aportan su visión de la crisis como mutación, no como destrucción

EFE ·09/02/2010 - 13:58h

EFE - La exposición se inaugurará esta tarde con la presentación de la actriz Assumpta Serna (en la imagen). EFE/Archivo

Un grupo de veintiún fotógrafos se ha unido para aportar su visión artística de la crisis actual como una mutación, no como destrucción, en una exposición que no pretende aportar soluciones, sino plantear preguntas.

La exposición, que se inaugurará esta tarde con la presentación de la actriz Assumpta Serna, permanecerá abierta al público en el Mercado Puerta de Toledo hasta el próximo 28 de febrero.

"What is crisis" es una propuesta artística como respuesta a la situación actual de desconfianza por una crisis que, según los fotógrafos participantes en la muestra, no afecta sólo al ámbito económico, sino que se extiende a otros aspectos de la sociedad y su escala de valores.

Como si de un gabinete de crisis se tratara, los organizadores propusieron a una serie de artistas que mostraran su punto de vista con respecto a esta situación, y el resultado -según dijo a Efe uno de ellos, Carlos Arrogante- es "sorprendente y variado", un reflejo del mundo actual a través del lenguaje del arte.

Para este reportero gráfico, el espectador de las fotografías deberá plantearse los interrogantes que sugieren las obras, y decidir si, como proponen, "seguimos avanzando o nos quedamos estancados".

Según Javier Rodríguez, director de Comunicación Cultural de Mirabilia, la preocupación común de los fotógrafos cuando se les planteó el tema de la crisis era "su utilización como excusa para no hacer nada".

La exposición del Mercado Puerta de Toledo, continuación de "Lo caduco y lo duradero", expuesta hasta el 7 de marzo en Móstoles, incluye obras de artistas consagrados como Javier Esteban, quien con "Carne" siluetea la figura humana a base de 'entrecots'.

Arrogante recrea en una diapositiva con tintas pigmentadas un arbolado en tonos verdosos, en una metáfora del invierno que dará paso a la primavera, compartiendo espacio físico con otras obras relacionadas con la naturaleza muerta, como el tríptico de Javier Arias que muestra en tres pasos el deterioro de una orquídea, o la cebolla de Víctor Martínez como metáfora del corazón.

Javier Bejarano se inspira en el famoso óleo "El Grito", del pintor noruego Edvard Munch en su fotografía "El Grito (el hombre, lobo del hombre), mientras que Irene Castillo propone una de las dos instalaciones de la exposición con su "Móvil de la motivación", en el que grandes copias de dólares giran en un intento de crear un "infante adoctrinado con la ambición materialista".

En época de cambios, las fotografías son una llamada a la seguridad, el sosiego, la comunicación y la algarabía, y una apuesta por no pararse y seguir avanzando.