Martes, 9 de Febrero de 2010

China estudia medidas drásticas contra el juego en Internet

Reuters ·09/02/2010 - 10:27h

China estudia medidas drásticas contra la industria de los juegos online, incluidos los bancos y webs que la apoyan, dijo el Ministerio de Seguridad Pública en un comunicado colgado en su web.

La campaña se "concentrará en los principales casos que se están investigando, golpeará a los grupos nacionales y extranjeros que organizan el juego online, y castigará duramente a los elementos delictivos", dijo el comunicado.

Las medidas, que se llevarán a cabo entre febrero y agosto, fueron acordadas por ocho organismos gubernamentales, incluidos el Tribunal Supremo, la oficina de Propaganda, el Banco Central y el Ministerio de Industria y Tecnología de Información.

El juego se prohibió en la China continental después de la llegada al poder del Partido Comunista en 1949, siendo las excepciones dos loterías estatales, una de ellas gestionada por el Ministerio de Deportes para financiar la construcción de instalaciones.

Casinos clandestinos, grupos extranjeros y sindicatos ilegales han ido proliferando.

El comunicado dijo que castigará duramente a quienes dirigen bancos clandestinos y plataformas de pago que proporcionan los servicios bancarios necesarios para jugar. Como en los golpes contra la pornografía, los operadores de la web serán uno de los objetivos.

La iniciativa es la última de una serie de recortes contra el relativamente libre mundo online, uno de los pocos escenarios para que la gente de toda China interactúe en grupos grandes, comparta información y critique al Gobierno.

Un proyecto antipornografía ha atacado también a muchos sitios con contenido político delicado o incluso con contenido generado por el usuario, en lo que muchos ven como un esfuerzo del Gobierno chino para reafirmar el control sobre los nuevos medios.

Las protestas generalizadas en Irán tras las disputadas elecciones presidenciales alertaron a Pekín del potencial de manifestantes y disidentes para usar los medios sociales para extender su mensaje.

China ha prohibido Youtube desde marzo de 2009, cuando un documental que recogía las heridas y muerte de un manifestante tibetano fue colgado en el sitio de intercambio de vídeos. El Gobierno comenzó a bloquear Twitter, Flickr y Facebook el verano pasado.