Martes, 9 de Febrero de 2010

Seve Ballesteros pide fe a los jugadores del Racing

Reuters ·09/02/2010 - 07:27h

Uno de los seguidores más famosos del Racing de Santander ha pedido al equipo que remonte los cuatro goles en contra frente al Atlético de Madrid para llegar a la final de la Copa del Rey.

Seve Ballesteros, ganador de cuatro de los torneos grandes de golf y que se está recuperando de varias operaciones contra un tumor cerebral que puso su vida en peligro, instó a la plantilla a creer que pueden marcar los goles que necesitan en Santander para ganar la vuelta de la semifinal.

"¡Chavales! Cinco goles son los que necesitamos", indicó el golfista en un mensaje colgado en su página web (www.seveballesteros.com), añadiendo que intentará asistir al partido en El Sardinero.

"Imposible es una palabra que nunca me ha gustado", añadió. "Tenemos 90 minutos por delante para conseguir algo que es difícil, pero insisto, no imposible".

"¡Vamos Racing! ¡Suerte Racing!", concluyó.

Después de que el Atlético se impusiera 4-0 en el Vicente Calderón en el partido de ida disputado la semana pasada, los dos equipos se enfrentaron el domingo en Santander en Liga y empataron 1-1 después de que los anfitriones remontar un gol en contra.

El técnico del Racing, Miguel Ángel Portugal, alabó a sus jugadores por no hundirse tras perder en Madrid.

"La reacción del equipo después de la derrota en Copa ha sido extraordinaria", dijo en una rueda de prensa.

"El Racing estuvo al mando del partido desde el principio", añadió. "Una victoria les hubiera metido el miedo en el cuerpo (para el partido de vuelta)".

INESPERADA DERROTA

Quien gane el partido del jueves se enfrentará en la final de mayo o bien al Sevilla, ganador de la Copa en 2007, o el club al que ganaron en la final de ese año, el Getafe.

El Sevilla llega al choque del miércoles en Madrid con un margen de dos goles, pero el domingo sufrió una inesperada derrota por 2-1 ante el ascendido Zaragoza en la Liga.

Los sevillanos terminaron el partido con nueve hombres, después de que el árbitro expulsara a Álvaro Negredo y a Marius Stankeviciu, y el técnico Manolo Jiménez dijo estar preocupado por la vulnerabilidad del equipo a balón parado.

"Ha sido un partido para olvidar en todos los aspectos, desde su iniciación hasta la finalización", declaró en una rueda de prensa.

"Lo que garantizo es que los once jugadores que salgan al campo en Getafe serán competitivos y el partido será una historia completamente diferente", aseguró.

Por su parte, el Getafe perdió el sábado 2-1 ante el Barcelona, líder de la Liga.