Martes, 9 de Febrero de 2010

Pillado en el supermercado

Un ticket de compra permite identificar a uno de los etarras que planeaban montar una base de la banda en Portugal

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·09/02/2010 - 00:00h

EFE - Imagen facilitada por TVE del presunto etarra Andoni Zengotitabengoa Fernández tomada por la cámara de un supermercado en Óbidos, Portugal, el 17 de Enero de 2010.

Andoni Zengotitabengoa y Oier Gómez consiguieron huir. Pero un ticket de compra permitió identificar a los supuestos etarras que planeaban establecer una base de la banda terrorista en Portugal.

La operación comenzó el pasado día el pasado 1 de febrero de 2010 cuando al detectar un control de la Guarda Nacional Republicana (GNR) en la localidad de Óbidos (Portugal), los ocupantes de una Citroen Berlingo blanca se desviaron por unos caminos perdiendo la placa delantera del vehículo, el cual abandonaron momentos después para huir andando. El vehículo, con una identificación falsa que correspondía a otro vehículo de la misma marca, modelo y color, fue robado en febrero en la localidad de Castelo Branco.

En el interior de la furgoneta aparecieron varias matrículas de vehículos portuguesas, cuatro detonadores de los habitualmente utilizados por ETA y un ticket de una compra realizada el 17 de enero de 2010 en un supermercado. Una vez analizado el contenido de las cámaras de seguridad en el establecimiento, se pudo comprobar que el individuo que realizó la compra era Andoni Zengotitabengoa Fernández.

Días después, el 4 de febrero, la Guardia Nacional Republicana de Portugal recibió la denuncia de un vecino de la aldea de Casal de Avarela, localidad próxima a Óbidos, que comunicó que una casa llevaba varios días con la puerta principal abierta y las luces del interior encendidas y que no se observaban movimientos de personas. La vivienda había sido alquilada con documentación falsa española.

Agentes portugueses se personaron en la vivienda y descubrieron que en ella había gran cantidad de material explosivo relacionado con la organización terrorista ETA. Los especialistas policiales trabajan desde entonces en el análisis de todo el material encontrado.

Los vecinos de Óbidos colaboraron con la Guardia Civil a la hora de reconocer a los que hasta hace unos días habían sido sus vecinos a partir de las fotografías mostradas. Además los vecinos aportaron el dato definitivo al indicar a los agentes que los dos huidos utilizaban una Citröen Berlingo. Las fuerzas de seguridad buscan ahora a Oier Gómez y Andoni Zengotitabengoa, ambos huidos de la Justicia desde hace años tras haber sido condenados por acciones terroristas.

Se cree que habían alquilado la casa rural (un apartamento de un sólo piso con varias habitaciones, característico de la zona), a un angoleño con residencia en Londres que subalquilaba por medio de una inmobiliaria por 450 euros al mes.

Esta operación, según el Ministerio de Interior, demuestra que ya hay base probatoria para asegurar que ETA ha logrado implantarse de manera estable en Portugal. Hasta ahora siempre que los responsables políticos o policiales eran preguntados a este respecto, aseguraban que no era una hipótesis que se pudiese descartar dado las dificultades con la que ETA se encuentra actualmente en Francia, pero añadían que no había ninguna base sólida para demostrar la vía portuguesa.

Noticias Relacionadas