Martes, 9 de Febrero de 2010

El PP habla de "emergencia nacional" pero no presentará todavía su "plan"

Pons dice que están esperando a comprobar lo "patriota" que es Zapatero para desvelar sus propuestas

YOLANDA GONZÁLEZ ·09/02/2010 - 01:00h

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, durante la rueda de prensa de ayer en la sede nacional del partido. - EFE

Si el domingo el líder del PP, Mariano Rajoy, tenía "un plan" para gobernar "desde ya" que no llegó a precisar, ayer el partido dio alguna pista. No de las líneas maestras de su alternativa al Gobierno. Pero sí de a qué espera para dar un paso al frente y mostrar alguna de sus cartas. El encargado de desvelar esta estrategia fue Esteban González Pons, vicesecretario de comunicación del PP. Los conservadores no manejan otra opción que la de que el presidente del Gobierno acuda al Congreso de los Diputados a explicar qué políticas va a llevar a cabo contra la crisis. "Una vez se produzca este debate, nos plantearemos qué hacer", mantuvo Pons. Todo, pese a considerar que estamos ante "una emergencia nacional".

Sus palabras se producen una semana después de que destacados dirigentes de la formación conservadora se mostraran partidarios de la convocatoria de elecciones anticipadas o de la necesidad de presentar una moción de censura. Unas manifestaciones que después fueron desautorizadas por Rajoy lanzando una llamada a la calma. Lo urgente es ver si, en palabras de Pons, Zapatero "es patriota", ver "qué está dispuesto a hacer" para solucionar los problemas de los españoles. Después, ya se estudiará.

"Ya veremos"

Por ello, al término de lareunión del comité de dirección del PP, Pons fue muy insistente en la idea de que el PP no maneja opciones en este momento". "No tenemos otra que que ese debate se produzca. A partir de ahí, nos plantearemos qué hacer con luz y taquígrafos", dijo. "Si el Gobierno no tiene plan ya veremos cómo hacer para salir adelante", insistió el vicesecretario de comunicación, que rehusó precisar si su partido podría llegar a exigir la convocatoria de elecciones anticipadas o la presentación de una moción de censura. También negó que la cúpula del PP se hubiese pronunciado al respecto durante la reunión del comité de dirección.

Cospedal descarta una moción de censura "de manera inmediata"

Pero horas antes, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ya había negado que su formación fuese a presentar de "manera inmediata" una moción de censura. Según aseguró en una entrevista concedida a Onda Cero, lo "urgente" es que Zapatero dé explicaciones. Una vez más, se desdice. El jueves pasado, la número dos de Rajoy sostuvo lo contrario.

En la misma línea que Rajoy mantuvo un día antes en Granada, Pons calificó la situación actual de "emergencia nacional". "Y ante las emergencias hay que tener paciencia. No hay que reaccionar de manera impulsiva", añadió. No obstante, subrayó que "es evidente" que el PP tiene un plan. Toda una advertencia, en clave interna, de que el partido está manejando sus tiempos.

Zapatero, el problema

Pese a la negativa del PP a desvelar sus planes antes de que Zapatero comparezca, Pons dio alguna pista de la dificultad de que el partido dé su brazo a torcer. Para los conservadores, "Zapatero forma parte del problema de la economía española". "¿Cómo va a ser quien nos ha metido de lleno en la crisis el que nos saque?", se preguntó el diputado. Acto seguido, se respondió: "La solución pasa porque se vaya Zapatero".

El PP considera que Zapatero debe "pedir ayuda" a Rajoy

No obstante, Pons mostró la disposición de su partido a apoyar todas las iniciativas del Gobierno que se hagan bien "en el fondo y en la forma". "No vamos a apoyar soluciones parciales". En este sentido, el PP considera que la propuesta de reforma laboral está "vacía de contenido".

Para los conservadores, ha llegado el momento de que Zapatero "llame a Rajoy y le pida ayuda", según mantuvo Pons. "Me temo que, desgraciadamente, no lo va a hacer", se atrevió a predecir.

También el vicesecretario de comunicación del PP hurgó en la herida de las críticas a España que llegan desde el extranjero. A su juicio, toda la culpa es de Zapatero: "Tenemos un presidente con muy mala imagen y eso es lo que está perjudicando la mala imagen exterior de España".

Prudencia ante los datos de los últimos sondeos

En relación con las últimas encuestas electorales publicadas el pasado fin de semana, María Dolores de Cospedal aseguró, en su entrevista en Onda Cero, que la diferencia de seis puntos respecto al PSOE “no es fácil de conseguir”. Además, mantuvo que esta valoración va ligada de manera “absolutamente inseparable” a la de la confianza de los electores en Mariano Rajoy. “Hay que seguir trabajando para que esa diferencia se agrande y ratifique de manera evidente la alternativa”.Por su parte, Pons se mostró partidario de “no distraerse” con los sondeos porque se trata de una “foto fija”. No obstante, consideró que los datos indican que hay “un cambio en ciernes en España”. “El despegue se ha producido”, consideró.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad