Martes, 9 de Febrero de 2010

Antich reta al PP a presentar una moción de censura en Balears

Tras expulsar a Unió Mallorquina, el president descarta una cuestión de confianza en el Parlament

PÚBLICO ·09/02/2010 - 00:07h

El presidente Antich, ayer, junto a los consellers de Turisme, Joana Barceló; de Medi Ambient, Gabriel Vicens, y de Treball, Pere Aguiló. - EFE

Lo peor ha pasado y ahora lo que toca es ponerse a trabajar. Bajo esta óptica construyó ayer su mensaje el presidente de Illes Balears, el socialista Francesc Antich, durante la toma de posesión de los nuevos consellers, los tres que reemplazaron el hueco dejado por Unió Mallorquina (UM), el socio al que el PSOE expulsó del Govern balear el viernes por la madeja de presunta corrupción descubierta con la operación Voltor. Antich no sólo descartó someterse en el Parlamento a una cuestión de confianza, sino que desafió al PP a presentar y defender en la Cámara una moción de censura. Claro que para ganarla, y para tumbar al PSOE del Ejecutivo autonómico, los conservadores necesitarían articular una mayoría alternativa.

El president intentó así sacar fuerzas de la precariedad forzosa que le ha dejado UM. Los socialistas gobiernan en minoría, con la sola ayuda del Bloc, las instituciones de Balears: el Parlament, el Consell de Mallorca y el Ayuntamiento de Palma. Ahora necesitarán la ayuda puntual de los mallorquinistas o del PP.

El PSOE necesita a UM o al PP en las tres instituciones de peso en las islas

Antich, con su desafío, sitúa la pelota en el tejado del PP. Si los conservadores quieren que haya un cambio de gobierno, vino a decir, entonces tendrá que cargar con el mochuelo de tener que pactar para todo con UM, un partido que ya tiene a una decena de sus dirigentes imputados o detenidos por presunta corrupción. El caso Voltor, que investiga supuestas irregularidades cometidas en esta legislatura en torno a la gestión del Instituto de Estrategia Turística (Inestur), les ha salpicado de lleno, ya que era UM quien gestionaba la Conselleria de Turisme.

Consciente del peligro, el PP balear ya ha descartado la opción de hacer cuña con los regionalistas: "Jamás firmaríamos una moción de censura con UM", declaró en una entrevista a Público el presidente de los conservadores de las islas, José Ramón Bauzá.

Por tanto, no habrá ni cuestión de confianza ni, previsiblemente, moción de censura. Tampoco elecciones anticipadas porque, según la lectura que hizo ayer Antich, crearía "más desconfianza" a los agentes económicos y sociales y a los ciudadanos.

Balears cuenta con el primer Gobierno netamentede izquierdas

El paro es el enemigo

"Gobernar en minoría representará un sobreesfuerzo de escuchar a todo el mundo", dijo, al tiempo que apeló a la responsabilidad de todos los partidos para ayudar a combatir "el principal enemigo", el desempleo. Antich juzgó una "prioridad" llegar a acuerdos "con todo el arco parlamentario" con UM y PP, por tanto y con sindicatos y empresarios. "Tenemos mucho trabajo hecho y muchas inversiones por planificar y ejecutar".

Los socialistas pusieron punto final a la enésima crisis de Balears. Ayer tomaron posesión de su cargo los dos consellers del PSOE (Joana Barceló en Turisme y Pere Aguiló en Treball y Formació) y el del Bloc, Gabriel Vicens (que sumó a su cartera de Movilidad la de Medi Ambient). Así, se constituyó el primer Govern netamente de izquierdas en la historia del archipiélago.

El nuevo Ejecutivo sereunió también ayer. Aprobó el cese de los primeros nueve altos cargos, consecuencia de la expulsión de UM de las instituciones de Balears. El viernes, en la reunión ordinaria del Consell, se procederá a la destitución de los restantes.

Pero la primera prueba de fuego sera la Ley del Sector Público, que el Consejo de Gobierno aprobará el viernes y que a continuación llevará al Parlament. La norma, que persigue incrementar la transparencia en las islas, será negociada con UM y PP. Antich se reunirá precisamente hoy con Bauzá.

Aval de PSOE y PP

Desde la dirección federal del PSOE, su secretaria de Organización, Leire Pajín, trasladó a Antich "todo su apoyo". El president ha demostrado su "sentido ético al no consentir ni un atisbo de corrupción en su Gobierno", demostrando que el "interés general está por encima del interés particular", elogió, informa Juanma Romero.

Por su parte, el PP nacional respaldó "la estrategia y la acción constructiva" de Bauzá, dijo el portavoz del partido, Esteban González Pons, informa Yolanda González.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad