Lunes, 8 de Febrero de 2010

De la Vega afirma que España "comienza a dejar atrás" la crisis económica

EFE ·08/02/2010 - 19:17h

EFE - La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, durante la conferencia "Más unión, más Europa", que ha pronunciado hoy en Valladolid.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha defendido hoy que España está comenzando a "dejar atrás" la crisis económica, ya que "hay tímidos signos que así lo indican".

De la Vega, que ha pronunciado hoy en Valladolid la conferencia "Más unión, más Europa", ha confiado en que la sociedad y los dirigentes políticos hayan aprendido la "lección" de que, frente a lo que se repetía desde las opciones más conservadoras, el progreso social no puede apoyarse en la ambición desmedida y sin control".

La representante del Gobierno ha añadido que "el beneficio de unos pocos no puede ser la coartada de una irresponsabilidad" que ha conducido al mundo "al borde del abismo económico", por lo que debe establecerse un "nuevo marco de supervisión financiera más transparente, más controlado, menos vulnerable, más responsable y seguro".

También ha tenido palabras para quienes se erigen como "voces interesadas" que intentan aprovechar "cualquier resquicio para poner en duda el peso de la Unión" y les ha avisado de que "nadie puede permitirse prescindir de Europa".

De la Vega ha defendido el papel "central" de España dentro de la Unión Europea y, en concreto, se ha referido al rumbo que le intentará dar el Gobierno durante la presidencia de turno, que se extenderá durante el primer semestre del año.

"Si algo nos ha enseñado la historia de este continente, que ha sabido construir el bienestar, el progreso y la unión sobre las cenizas de muchas guerras, es que las dificultades también pueden convertirse en oportunidades", ha resumido ante los dos centenares de asistentes a la conferencia, organizada por la Fundación Perspectivas.

En opinión de la vicepresidenta, la presidencia de turno que comienza ahora España tiene que ser "ambiciosa, de progreso, de avance y profundización" que permita construir un modelo productivo "más estable y menos incierto, en el que el bienestar de todos no sea puesto en entredicho por las malas prácticas o la codicia de unos pocos".

La cooperación, el diálogo, la responsabilidad y la unión son para De la Vega recetas que sirven para afrontar este "nuevo tiempo", a pesar de que "hasta no hace mucho el pensamiento conservador despreciaba estas palabras como mera retórica progresista y que hoy marcan las principales páginas de la agenda internacional".

Para la vicepresidenta, los dirigentes europeos deben decidir si quieren una Europa "ensimismada en sus pequeñas diferencias o una Europa en el mundo", "que sea competitiva y ambiciosa o que renuncie a dirigir su propio destino" y que defienda la Europa social, ambiental y económicamente responsable o renuncie al "gran acervo de derechos sociales" que "admira todo el planeta".

De la Vega ha cerrado su intervención con el convencimiento de que el semestre dejará para España un "gran balance" de al presidencia de turno de la Unión Europea.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad