Martes, 9 de Febrero de 2010

Los molinos trituran el hábitat del urogallo

Científicos y ecologistas denuncian el riesgo que representa para esta especie amenazada la implantación masiva de parques eólicos en Castilla y León

DAVID BOLLERO ·09/02/2010 - 07:30h

Dpto. de Biodiversidad, Univ. de León - Urogallo cantábrico en la comarca de León.

Científicos de la Facultad de Ciencias Biológicas y Ambientales de la Universidad de León han emitido un comunicado contra la implantación masiva de parques eólicos en Castilla y León. Los firmantes se alzan contra lo que consideran un "escándalo medioambiental", e indican que "el mantenimiento de un núcleo viable de urogallo es absolutamente incompatible con la fragmentación del hábitat y las molestias derivadas de la instalación y funcionamiento en un parque eólico".

Según los académicos, las comarcas afectadas de Boeza, Cepeda y Omaña "constituyen el núcleo de urogallo más sureño del mundo, y el único que, hasta la fecha, se ha detectado habitando en melojares". Estos hechos afectan directamente a lo que los científicos califican de "reliquia del más alto valor en términos de biodiversidad".

El detonante es el parque de Valdesamario, con 18 aerogeneradores

El detonante ha sido el Parque de Valdesamario (León), situado entre las zonas de La Cepeda y Omaña. El parque eólico, que cuenta con 18 aerogeneradores, se encuentra en pleno hábitat del urogallo cantábrico. En la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto se estipulaba que "para minimizar las alteraciones a las especies de aves no se ejecutará la obra durante los períodos invernal y reproductor, desde el 15 de diciembre hasta el 31 de julio". Sin embargo, los grupos ecologistas denuncian que los trabajos continúan, a pesar de que incluso la Junta de Castilla y León emitiera una orden de paralización de las obras el pasado 29 de enero.

Fuentes de Enel Unión Fenosa Renovables (EUFER), participada al 50% por Enel y Gas Natural y promotora del parque, señalan que van a recurrir la orden. "Estamos cumpliendo con la legalidad; las obras de construcción se terminaron el pasado 15 de diciembre y ahora únicamente se llevan obras de acondicionamiento, totalmente compatibles con la declaración de impacto ambiental", añaden.

Responsabilidades políticas

Ignacio Reyero, presidente del colectivo ecologista Gedemol, denuncia, por su parte: "Ya fue sospechoso que el año pasado, cuando la Junta aprobó el Plan para la Recuperación del Urogallo Cantábrico, se limitaran tanto las zonas consideradas críticas para la especie". Según Reyero, áreas de vital importancia se quedaron fuera del Plan y, al poco tiempo, "se han visto sembrados de aerogeneradores". La Consejería de Medio Ambiente de la JCyL, consultada por Público, rehusó realizar declaraciones.

"Los gestores y los políticos saben que se está vulnerando la ley"

Especialmente llamativo es que existan parques eólicos autorizados (Valdecasa III y San Feliz) en el término municipal de Quintana del Castillo, elegido como uno de los puntos para llevar a cabo el marcaje y recogida de huevos de urogallo dentro del Plan de Cría en Cautividad del Urogallo de la Fundación Biodiversidad.

Desde la Universidad de León se afirma que tanto "los gestores como los políticos responsables son sabedores" de la vulneración de las leyes, por lo que "habrán de asumir sus responsabilidades". El investigador Manuel A. González, uno de los firmantes del comunicado, apunta que "los ayuntamientos están permitiendo obras ilegales, cuando deberían paralizarlas".