Lunes, 8 de Febrero de 2010

"Decir Correa era decir José María Aznar"

El ex concejal del PP que destapó el caso Gürtel vincula al ex presidente con la trama y asegura que Rajoy lo conocía todo

·08/02/2010 - 14:49h

El ex concejal del PP de Majadahonda y denunciante del caso 'Gürtel', José Luis Peñas, afirmó hoy que en el marco de la trama sobre presunta corrupción dirigida por Francisco Correa "decir Correa era decir Aznar" y acusó al actual líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, de haber tenido "pleno conocimiento" sobre este asunto.

"Hay un partido al que la corrupción le ha gustado bastante durante muchos años", destacó Peñas en declaraciones a Cuatro, recogidas por Europa Press, para criticar que esta formación paga además "los abogados a varios imputados de la trama", en referencia al ex tesorero nacional Luis Bárcenas.

"Hay un partido al que la corrupción le ha gustado mucho", dice en referencia al PP

"Un partido que quiere gobernar sin decirnos si ha cogido dinero de la trama Gürtel o no", prosiguió el ex edil. En este punto, relató que el empresario Francisco Correa era "el hombre de supercofianza" en todo lo relacionado con los mítines y la imagen del partido. "Era una persona que iba por el mundo sacando pecho", indicó Peñas, remarcando que el presunto cabecilla de la trama presumía de que el entonces presidente del Gobierno José María Aznar "estaba a su lado".

"¿Por qué Rajoy no fue al juzgado?"

"Iba por el mundo diciendo que el hacía todo con el presidente -afirmó-. Decir Correa era decir José María Aznar". Dicho esto, cargó contra Mariano Rajoy porque, según dijo, ya notaba "algo raro" respecto a Francisco Correa y por eso decidió "apartarle" de Génova. "¿Por qué no fue al juzgado como hice yo?", preguntó, para responder: "Porque tenía que haber hablado mal de su partido y no quiso".

De este modo, denunció que Mariano Rajoy tenía "pleno conocimiento de la trama" liderada por Francisco Correa y criticó que "ahora no quiere saber nada de este tema".

El ex concejal conservador de Majadahonda destapó la trama Gürtel y, según declaró el pasado octubre ante el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, grabó sus conversaciones con Correa "no por venganza" contra el PP, sino porque "lo debía a los ciudadanos y porque debían conocerse los hechos".