Lunes, 8 de Febrero de 2010

Cae una banda de clonación de tarjetas que una noche gastó 5.000 ? en un burdel

EFE ·08/02/2010 - 11:07h

EFE - Imagen de otra operación de la Policía Nacional contra la clonación de tarjetas. EFE/Archivo

La Policía Nacional ha desarticulado en Sabadell (Barcelona) una banda internacional dedicada a falsificar tarjetas de crédito que posteriormente usaban para comprar artículos de lujo o pagar astronómicas cuentas, entre ellas una noche de fiesta en un club de alterne que costó cerca de 5.000 euros.

Según ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía, los agentes han detenido a tres presuntos miembros de la banda de clonación de tarjetas, con las que se habrían estafado 150.000 euros en cerca de 300 transacciones efectuadas en establecimientos de las comarcas barcelonesas del Vallès Occidental y el Oriental.

La clonación de tarjetas de crédito, siempre de titulares españoles, la efectuaban miembros de la banda afincados en la República Dominicana y, posteriormente, sus compinches en Sabadell las usaban, junto a documentos de identidad falsificados, para comprar todo tipo de artículos de lujo en breve espacio de tiempo, antes de ser descubiertos por el propietario.

De esta forma, la banda usó una de las tarjetas falsas para pagar una cuenta de 5.000 euros por los servicios de una sola noche en un club de alterne y compró, entre otros artículos, un reloj de 20.000 euros y ordenadores de última generación valorados en 3.000 cada uno.

Posteriormente, algunos de los artículos adquiridos eran revendidos para obtener dinero en efectivo, que se enviaba a los cómplices de la banda en la República Dominicana para, de esa manera, blanquearlo.

De acuerdo con las investigaciones policiales, la información necesaria para llevar a cabo las falsificaciones se obtenía a través de avanzada tecnología informática con la que se accedía a bases de datos de entidades bancarias.

Además de la falsificación de tarjetas, la banda se dedicaba a traficar con drogas a pequeña escala, por lo que se les ha intervenido hachís, 200 gramos de cocaína y otros 200 de heroína, así como numerosos instrumentos y productos para adulterar las sustancias estupefacientes.

Para eludir la acción policial, los miembros de la organización, de nacionalidad dominicana, se alojaban en habitaciones realquiladas a otros compatriotas, en las que permanecían sólo durante un tiempo.