Lunes, 8 de Febrero de 2010

Yanukovich se atribuye una ajustada victoria en Ucrania

Reuters ·08/02/2010 - 06:22h

El líder de la oposición ucraniana Viktor Yanukovich se atribuía el lunes una ajustada ventaja en las elecciones presidenciales, aunque su rival Yulia Tymoshenko se negaba a reconocerlo.

Yanukovich, un ex mecánico de 59 años que quiere mejorar las relaciones con Moscú, clamó la victoria en la segunda vuelta electoral y pidió a Tymoshenko, de 49 años, su dimisión como primera ministra.

Con casi el 90 por ciento de los votos escrutados, las autoridades electorales daban a Yanukovich un 48,54 por ciento y a Tymoshenko un 45,80 por ciento.

El equipo de Tymoshenko, que alegó que hubo fraude, ofreció un "recuento paralelo" el domingo que daba a la primera ministra una ventaja sobre su rival, presagiando posibles impugnaciones legales.

"Creo que Yulia Tymoshenko debe prepararse para renunciar. Ella entiende eso bien", dijo Yanukovich en una entrevista emitida por televisión.

El resultado corona una notable recuperación para el hombre visto como el villano de la Revolución Naranja de 2004, cuando miles de personas tomaron las calles para protestar contra unos cuestionados resultados que le dieron a él la victoria en unas elecciones consideradas fraudulentas.

Tymoshenko fue la co-responsable de la revolución de 2004 junto con el presidente Viktor Yushchenko, favorable a Occidente, pero su relación pronto se volvió agria y pasó de la euforia a la frustración por disputas políticas y una caída de la economía.

Con un aspecto severo ante la prensa, la ex magnate del gas Tymoshenko instó a su equipo a "luchar por cada resultado, cada documento, cada voto".

Pero se abstuvo de repetir una amenaza que hizo la semana pasada para llamar a la gente a las calles si había sospechas de fraude electoral.

En Rusia, maestro de la ex república soviética de Ucrania y fuente del gas que fluye a través de su red de oleoductos hacia Occidente, las elecciones fueron seguidas de cerca, pero medios controlados por el Estado evitaron tomar partido.

Un resultado decisivo debería ayudar a construir una nueva relación con Rusia, la cual se hundió bajo el Gobierno del presidente prooccidental Viktor Yushchenko. También llevaría a decidir sobre el camino de Ucrania hacia la Unión Europea.

Sin embargo, cualquier cuestionamiento al resultado impactaría en la confianza de la abatida economía local y podría retrasar las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que suspendió un plan de rescate de 16.400 millones de dólares por un incumplimiento de las promesas sobre el control del gasto público.

En la primera vuelta del 17 de enero, Yanukovich obtuvo 10 puntos porcentuales más que Tymoshenko.

El antagonismo personal entre un robusto Yanukovich y Tymoshenko, famosa por su lengua afilada, es un reflejo de la tensión regional entre quienes se acercan más a Rusia y quienes buscan una relación más cercana con Occidente.

Ambos candidatos han dicho que quieren integrar a su país con Europa y a la vez mejorar las relaciones con Moscú, aunque Tymoshenko es considerada más cercana a la Unión Europea.