Lunes, 8 de Febrero de 2010

Europa se esfuerza por calmar al G-7

La Comisión propone enviar inspectores de Eurostat a los países menos fiables

PÚBLICO / AGENCIAS ·08/02/2010 - 02:00h

Los miembros del G-7 en Iqaluit (Canadá). - EFE

El encuentro de dos días que ministros de Economía y presidentes de bancos centrales de las naciones industrializadas del G-7 mantuvieron en Canadá se saldó con un comunicado del presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, para responder a los temores del resto de países sobre si las deudas de Grecia están fuera de control.

Es el resultado visible de los esfuerzos que los máximos dirigentes europeos realizaron durante el fin de semana para calmar las preocupaciones sobre una profunda crisis presupuestaria que ha inquietado a los inversores financieros y que ha creado dudas sobre el futuro del bloque europeo.

Por otro lado, la Comisión Europea anunció que propondrá enviar inspectores de Eurostat, la oficina comunitaria de estadística, a todos aquellos estados miembros que, como Grecia, no aportan datos económicos fiables. Mientras, el Gobierno griego aseguraba que se están haciendo serios esfuerzos para reducir el déficit.

Para analizar la situación económica tras el ataque de los mercados financieros a Grecia, Portugal y España y buscar soluciones, los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea celebrarán el próximo jueves 11 de febrero una cumbre informal extraordinaria.