Lunes, 8 de Febrero de 2010

El césped produce más emisiones de las que captura

El CO2 generado en el mantenimiento de un jardín supera al beneficio ambiental

MARTA DEL AMO ·08/02/2010 - 06:00h

Las parcelas verdes no son una opción ecológica. - JUPITER

La hierba no es tan verde. Según un estudio de la Universidad de California (EEUU), publicado en la revista American Geophysical Union, las tareas de mantenimiento que requiere el césped emiten más cantidad de gases de efecto invernadero de las que la hierba almacena, lo que significa que poblar el jardín de césped no es una opción muy ecológica.

Las praderas de hierba se consideran sumideros de carbono. A través de la fotosíntesis, la hierba atrapa dióxido de carbono (CO2) atmosférico, que se integra en los procesos metabólicos. Por la noche, en ausencia de luz solar, la planta respira consumiendo oxígeno y produciendo CO2, como las células animales. Una parte del CO2 se fija en el suelo.

La poda y el segado añaden un consumo energético que acrecienta las emisiones. Por último, uno de los fertilizantes básicos utilizados en parques y jardines contiene nitrógeno, un gas cuyo impacto en el efecto invernadero es 300 veces superior al del CO2.

Los investigadores estadounidenses analizaron las parcelas de césped de cuatro parques de California, tanto ornamentales como deportivos. Los datos obtenidos reflejan que el nivel de combustible fósil necesario para mantener en buen estado el césped ornamental es cuatro veces superior a la cantidad de CO2 que estos parques pueden llegar a fijar.

Campos de fútbol, culpables

El caso de las instalaciones deportivas es aún peor, ya que atrapan aproximadamente la misma cantidad de CO2 que el césped decorativo, pero requieren un mantenimiento mucho mayor.

"Es imposible que estas parcelas puedan incluirse en la red de sumideros de CO2, ya que se usa demasiado combustible en su mantenimiento", afirma la responsable del proyecto, Amy Townsend-Small.

La científica reconoció a Público que "la solución no es deshacerse de los parques, ya que ofrecen un importante servicio recreativo y cultural". Sin embargo, manifestó que sería muy importante tratar de "reducir la cantidad de combustible fósil que se utiliza para alimentar los cortacésped y las máquinas para quitar las hojas".