Domingo, 7 de Febrero de 2010

La reforma de Zapatero "no es light, blanda o inconcreta"

Manuel Chaves afirma que la reforma laboral es necesaria y posible. Pide al PP "sentido de Estado" y que arrime el hombro

PUBLICO.ES / EUROPA PRESS ·07/02/2010 - 11:49h

El vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, quiso dejar claro que la reforma laboral de José Luis Rodríguez Zapatero "no es una reforma light, blanda o inconcreta, sino que es necesaria y posible", y que va a alterar de una manera sustancial y en una dirección muy positiva el mercado de trabajo en un sentido de "estabilidad".

En una entrevista con Europa Press, Chaves aprovechó para demandar al PP que arrime el hombro ante un asunto de esta importancia.

Una reforma necesaria

El ministro señaló que la propuesta sobre reforma laboral que presentó el pasado viernes el presidente tiene el propósito de iniciar un proceso de diálogo social con los sindicatos y los empresarios. "Es una propuesta laboral necesaria, que tiene un objetivo muy concreto: crear empleo y que ese empleo sea estable e indefinido" apuntó Chaves, que agregó que se trata también de "evitar la dualidad en el mercado de trabajo", asi como de reducir la temporalidad a causas absolutamente justificadas.

El objetivo de crear empleo se propone, según el vicepresidente, potenciar el empleo sobre todo en los jóvenes de 16 a 24 años, fundamentalmente entre los que carecen de títulos educativos o profesionales y que se encuentran en situación de paro, así como reducir la jornada laboral dentro de lo que se ha llamado 'el modelo alemán'. 

Chaves estimó que es la reforma posible y necesaria, al tiempo que añadió que ha supuesto una "desilusión" para "todos aquellos que pretendían" un abaratamiento del despido.

Sobre el plazo que se marca el Gobierno para tener la reforma laboral, Chaves manifestó que lo interesante sería empezar cuanto antes, dándole mucha continuidad al proceso de negociación, aunque "con tranquilidad, con serenidad y sin marcarse un plazo de terminación del proceso de negociación". Además, indicó que las medidas de la reforma laboral, una vez logrado el acuerdo, no tendrán un efecto inmediato, sino que desde el momento en que empiecen a aplicarse, tendrán un recorrido de no menos de un año. "Espero que empezarán a tener sus efectos a lo largo del año 2011", puntualizó.

"Sentido de Estado"

Manuel Chaves apeló al "sentido de Estado" del PP en una reforma de estas características. Recordó que el PP siempre ha pedido una reforma laboral, aunque nunca sin concretar el sentido y contenido de la mismal, salvo que siempre ha defendido "el abaratamiento del despido, lo que no se recoge en nuestra propuesta".

"Le pido sentido de Estado y que no haga demagogia y que, por tanto, apoye algo que en este momento están apoyando los sindicatos y los empresarios", indicó el ministro, que agregó que hubiera entendido una posición negativa del PP si dichos agentes sociales hubieran manifestado su desacuerdo o su oposición a la propuesta de reforma laboral. 

"Muchas dificultades"

El vicepresidente tercero se mostró convencido de que a José Luis Rodríguez Zapatero le ha tocado ejercer de presidente en un contexto de "muchas dificultades", "como no se ha encontrado ningún presidente del Gobierno a lo largo de la transición democrática desde una perspectiva económica". En cualquier caso, agregó que el presidente tiene un modelo muy "claro de salida de la crisis y una estrategia que llegará a la gente".

Quiso dejar claro que la crisis es la principal preocupación del Gobierno porque es consciente de que es un drama para mucha gente, mientras que, a su entender, para el PP, la "crisis es simplemente una oportunidad para ganar votos". "Es como si la Virgen se le hubiera aparecido de pronto para tratar de alcanzar votos", apuntó.

Chaves consideró que el desempleo va a aumentar a lo largo del primer semestre de 2010, aunque de una manera desacelerada, de forma que a partir del segundo semestre del ejercicio, se puedan tener ya algunas noticias más favorables en relación con el desemplo.