Sábado, 6 de Febrero de 2010

El Valencia amarga el debut a Onésimo

El nuevo entrenador del Valladolid poco pudo hacer en un partido en el que los valencianistas se encontraron a gusto

SALVA TORRES ·06/02/2010 - 20:26h

No le dio tiempo al Valladolid de meterse en el partido. Todavía andaban los jugadores colocándose, cuando recibió el primer sopapo. Después lo intentó, pero el lastre de derrotas que arrastra pesa. Y así fue como Banega echó pronto por tierra las esperanzas de Onésimo. El que fuera jugador de portentoso regate vio cómo a los cinco minutos el mediocampista argentino se sacaba un derechazo para amargarle su debut como entrenador en Primera. A los diez minutos, Onésimo se quitó la parte superior del chándal y empezó a notar cómo hierve la sangre en el banquillo de su Valladolid. Apenas ha tenido tiempo de cambiar nada, salvo la alineación, donde Medunjanin recupera un protagonismo que Mendilibar le retiró. El bosnio, de fino regate, es del gusto del entrenador vallisoletano.

El Valencia se encontró a gusto. Tenía enfrente a un rival que entró al partido buscándose a sí mismo. Para entonces, Banega ya le había quitado las telarañas a la escuadra de la portería de Justo Villar. Era lo peor que podía pasarle al dubitativo equipo de Onésimo y lo mejor para los de Emery. Mata y Mathieu por la izquierda abrieron una autopista, que Silva y Villa no tardarían en explotar con sus desmarques. La defensa castellana hizo aguas, hundiendo temprano al Valladolid. Era cuestión de esperar. Esperar a que Villa acertara.

Banega, al que le falta continuidad en su juego para adquirir galones de general, tiene cada vez más presencia en el Valencia. No sólo marcó el gol más tempranero en Mestalla esta temporada, sino que le puso a Villa un centro medido que el Guaje marcó de plancha. Todo se decidió en la primera parte, donde los blanquinegros aprovecharon la novatada de Onésimo en el banquillo, de pie durante todo el encuentro, oteando los agujeros y desajustes que deberá corregir para que su equipo no las pase moradas.

Y si Onésimo atrajo muchas de las miradas por su estreno en Primera como técnico, otra de las novedades fue el debut del Chori Domínguez, recibido con estruendo por la grada. La segunda parte fue un correcalles: el Valladolid, porque buscó recortar distancias una vez superado el susto, y el Valencia, intentando matar el partido a la contra. Pudo hacerlo en varias ocasiones, pero unas veces la falta de tino y otras el poste lo impidieron. Mata se hartó disparar contra el portero y Villa de hacer casi goles.

El Chori, con la melena recogida como su compatriota Banega, aportó con su salida mayor movilidad al ataque. Incluso estuvo a punto de marcar. Villa, Silva y Mata tienen al mejor aliado posible para añadirle veneno a la delantera. El Valladolid se fue con una derrota aseada por culpa de Justo Villar y la húmeda artillería local. Y Onésimo, con los brazos cruzados, viendo la que le espera.

Ficha técnica

Valencia (2): César; Bruno, Navarro (Marchena, m. 5), Dealbert, Mathieu; Pablo (Domínguez, m. 70), Albelda (Baraja, m. 72), Banega, Mata; Silva y Villa.

Valladolid (0): Justo Villar; Pedro López; Arzo, Nivaldo, Del Horno; Medunjanin (Keko, m. 81), Carlos Lázaro (Bueno, m. 66), Borja, Sesma (Pelé, m. 46); Canobbio y Diego Costa.

Goles: 1-0. M. 6. Banega, de potente derechazo desde fuera del área. 2-0. M. 28. Villa remata en plancha un centro de Banega.

Árbitro: Rubinos Pérez. Amonestó a Pelé.

Mestalla: 45.000 espectadores.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad