Sábado, 6 de Febrero de 2010

El médico de Michael Jackson podría ser acusado el lunes

Reuters ·06/02/2010 - 12:11h

Fiscales de Los Ángeles piensan presentar el lunes una acusación criminal por la muerte de Michael Jackson, y se espera que esta incluya un cargo de homicidio involuntario contra el médico personal del cantante.

La oficina del fiscal del distrito dijo el viernes que los detalles de los cargos serán entregados oficialmente el lunes y no aportó mayores datos.

Fuentes cercanas al caso señalaron que el médico cardiólogo Conrad Murray, que ha sido investigado durante varios meses, podría ser acusado de homicidio involuntario. De ser condenado, Murray podría llegar a pasar hasta cuatro años en la cárcel.

Se espera que esta semana se realice la presentación de la acusación contra el doctor de Jackson, ya que ha estado en Los Ángeles en varias reuniones junto a su equipo jurídico. Ed Chernoff, abogado de Murray, dijo que el médico aceptó entregarse a la policía en caso de ser acusado.

La portavoz de Chernoff, Miranda Sevcik, señaló a Reuters que "(Chernoff) sintió que el arresto de Murray sería una pérdida de dinero, tiempo y recursos (...) no se lo que quiere el fiscal de distrito. Nuestra única petición fue presentar al doctor Murray".

Murray se encontraba junto a Jackson el 25 de junio, día en el que falleció el "Rey del Pop". El médico admitió haber dado una dosis del poderoso anestésico propofol al cantante de 50 años para que pudiese dormir.

Por otro lado, la portavoz del fiscal del distrito de Los Ángeles, Sandi Gibbons, dijo que "no eran ciertos" las informaciones que hablaban de una disputa entre la policía y el fiscal del distrito en torno a la custodia de Murray.

"No hemos presentado hoy (viernes) el caso debido a que se debe preparar el papeleo necesario".

La oficina del forense de Los Ángeles calificó la muerte de Jackson como un homicidio, causado principalmente por propofol y el sedante lorazepam. Una mezcla de otros anestésicos, sedantes y estimulantes ha sido descubierta en su cuerpo.

Murray, ha repetido insistentemente que no ha hecho nada malo e indicó a los investigadores que no era el primer doctor que daba propofol a Jackson, según documentos del tribunal.

Murray fue contratado en mayo de 2009 para atender a Jackson mientras el artista se preparaba para realizar una gira de regreso compuesta por varios conciertos en Londres, que apuntaban a revivir su carrera, ensombrecida por su juicio y exoneración en 2005 por los cargos de abuso de un menor de 13 años.

La repentina muerte de Jackson desató numerosas muestras mundiales de dolor por el cantante, que comenzó su carrera cuando era un niño y que cuyo álbum de 1982, "Thriller", permanece como el más vendido de todos los tiempos.