Viernes, 5 de Febrero de 2010

Dos coches bomba matan a 40 personas en Irak

Reuters ·05/02/2010 - 20:33h

Al menos 40 personas murieron y 145 resultaron heridas el viernes al explotar dos coches bomba en la ciudad santa de Kerbala, donde cientos de miles de peregrinos chiíes celebraban el último día de un importante ritual religioso, dijeron fuentes de un hospital.

El atentado, ocurrido en el día más importante de la fiesta de Arbain, fue la tercera gran incursión de esta semana contra peregrinos chiíes en medio de tensiones políticas por la prohibición de candidatos, en su mayoría suníes, de presentarse en las elecciones del 7 de marzo.

"Volvíamos a casa caminando en grupos, después de terminar nuestros ritos y de pronto se produjo una gran explosión. Vi las bolas de fuego y el humo que subía de la escena frente a mí", dijo el peregrino Muhammad Nasir, un jornalero de 31 años, mientras recibía tratamiento en el hospital.

"La gente huía. Fuerzas de seguridad acordonaron el lugar. Había pedazos de carne diseminados alrededor", apuntó.

Mehdi al-Fatlaui, médico del hospital Al Husein de la ciudad, dijo que el hospital se había llenado con víctimas. "Cuerpos en bolsas de plástico, algunos irreconocibles, y muchos otros heridos. Las salas del hospital estaban llenas de heridos", comentó.

Arbain conmemora el fin de 40 días de luto por el imán Husein, un nieto del profeta Mahoma que murió en una batalla en el siglo VII en Kerbala.

ATAQUES A CHIÍES

La violencia en Irak ha caído drásticamente, pero las reuniones chiíes son a menudo atacadas por supuestos insurgentes suníes.

Extremistas también han lanzado desde agosto una serie de atentados suicidas coordinados contra Bagdad, que apuntan a minar el apoyo al primer ministro chií, Nuri al-Maliki, de cara a las elecciones.

Proscritos bajo Sadam Husein, Arbain y otros eventos religiosos chiíes han reunido a millones de fieles, no sólo de Irak sino también de países vecinos como Irán, desde que el dictador sunita fuera derrocado en la invasión liderada por Estados Unidos en 2003.

Una bomba colocada en un carro tirado por una motocicleta mató a al menos 20 peregrinos chiíes el miércoles, mientras llegaban a Kerbala. Más de 40 fallecieron el lunes en las afueras de la capital cuando iniciaban la larga caminata hacia la ciudad sagrada.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad