Viernes, 5 de Febrero de 2010

Piden una reunión de máximos poderes en Irak, tras el retraso de la campaña electoral

EFE ·05/02/2010 - 11:27h

EFE - Un policía iraquí controla la zona al lado de un póster electoral en el centro de Bagdad (Irak), el pasado 23 de enero. EFE/Archivo

El presidente del Parlamento iraquí, Iyad Samerrai, pidió hoy una reunión de urgencia de los máximos representantes de los tres poderes de Irak, después de que la Comisión Suprema Electoral retrasara el inicio de la campaña para los comicios.

En un comunicado, Samerrai instó a que el Consejo Supremo Judicial, el de Ministros y el Presidencial se reúnan con él mañana para analizar la decisión de permitir participar en las próximas elecciones generales 500 candidaturas, supuestamente vinculadas con el ex partido gobernante Baaz, del difunto dictador Sadam Husein.

La solicitud de Samerrai se produce después de que anoche el presidente de la Comisión Suprema Electoral iraquí, Faraj al Haidari, anunciara que la fecha de inicio de la campaña para los comicios del próximo 7 de marzo se aplazaba del 7 al 12 de febrero.

Haidari explicó que se ha adoptado esa medida para "dar tiempo a la Corte Suprema Federal de establecer si la resolución del comité parlamentario es vinculante para la Comisión Electoral".

Haidari se refería a la decisión adoptada el pasado 3 de febrero por un comité de apelaciones que dio marcha atrás en su decisión de excluir esas 500 candidaturas, una medida calificada de inconstitucional por el Gobierno.

Además, el próximo domingo el Parlamento tiene previsto celebrar una sesión especial, a petición del primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, para discutir el asunto, a pesar de que fue disuelto el pasado día 26.

El debate sobre la habilitación legal de los más de 500 candidatos ha desatado un debate político y siembra dudas sobre las elecciones generales, las segundas desde la caída del régimen de Sadam Husein.

La mayoría de los candidatos rechazados inicialmente proceden de las filas suníes.

Irak, un país de mayoría chií, está intentando superar el pasado heredado del régimen de Sadam y sus dirigentes han acusado a antiguos miembros del partido Baaz de algunos atentados terroristas de los últimos meses.

En los anteriores comicios, en el 2005, no participaron la mayoría de los grupos suníes.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad