Viernes, 5 de Febrero de 2010

ENTREVISTA-Dopaje genético, una riesgosa opción para atletas

Reuters ·05/02/2010 - 17:31h

Por Julie Steenhuysen

Una terapia genética ofrece a los atletas olímpicos una tentadora manera de luchar por el oro, pero la tecnología es una forma demasiado riesgosa de hacer trampa, dijo un experto en el tema.

El dopaje genético, la práctica de introducir ADN al cuerpo mediante un virus inactivo u otros medios- puede alterar la conformación genética de una persona y mejorar artificialmente el rendimiento atlético agrandando los músculos y aumentando el flujo sanguíneo.

"Ahora sabemos que podemos inyectar genes para corregir enfermedades. De ahí no falta mucho para modificar genes relacionados al desempeño humano normal, como el que exige la práctica atlética", dijo el doctor Ted Friedmann, director del Centro de Genética Molecular de la Escuela de Medicina de San Diego de la University of California.

Pero los riesgos podrían ser altos, advirtió, destacando que algunos pacientes murieron en estudios de terapias genéticas.

"Está casi garantizado que es peligroso con la tecnología actual. Sería muy tonto que un atleta aceptara poner el cuerpo para el tratamiento", dijo Friedmann, asesor científico de la Agencia Mundial de Anti Dopaje (WADA por sus siglas en inglés), que escribió un comentario en la revista Science.

"En el caso de los entrenadores o médicos que participen, sería una negligencia profesional o médica, al menos desde mi punto de vista", señaló Friedmann en una entrevista telefónica.

Su equipo escribió el comentario justo antes de las Olimpiadas de Invierno del 2010 la semana próxima para advertir a los atletas y el mundo deportivo que no se tomen el dopaje genético a la ligera.

"Sabemos que el mundo del deporte y desacreditados entrenadores y atletas no necesariamente esperan a que una tecnología esté madura y sea segura de usar", dijo Friedmann.

"Estamos intentando decir que la metodología usada en la terapia genética es poderosa pero altamente experimental y debe ser aplicada en enfermedades graves, y no para mejorar caprichosamente el desempeño deportivo", declaró a Reuters.