Viernes, 5 de Febrero de 2010

España acogerá un centro de referencia contra artefactos explosivos en Afganistán

EFE ·05/02/2010 - 13:59h

EFE - La ministra española de Defensa, Carme Chacón (izda), conversa con su homólogo eslovaco, Jaroslav Baska (dcha), durante la foto de familia tras la reunión informal de ministros de Defensa de la OTAN celebrada en el Centro de Congresos de Estambul (Turquía), hoy, 5 de febrero.

España tendrá un centro de referencia de la OTAN para luchar contra los artefactos explosivos en Afganistán, según anunció la titular de Defensa, Carme Chacón, tras una reunión ministerial de la Alianza.

El centro, situado en la localidad madrileña de Hoyo de Manzanares, se dedicará a "la formación en prevención y detección, y en lugares muy similares al teatro de operaciones afgano", explicó Chacón en una conferencia de prensa.

Chacón ofreció hoy este centro durante una reunión informal de ministros de Defensa de la OTAN y la propuesta, según indicó ha sido acogida "de manera muy positiva por parte de todos los aliados".

La oferta española "ha sido muy bien bienvenida" debido al peligro constante de estos artefactos, explicó a Efe la portavoz adjunta de la Alianza Atlántica, Carmen Romero.

Las minas y los explosivos colocados al paso de vehículos militares son la primera causa de muerte entre los soldados de la fuerza multinacional ISAF que la OTAN dirige en Afganistán.

El último caso en el contingente español fue la muerte, el pasado lunes, del soldado John Felipe Romero Meneses, cuyo vehículo fue alcanzado por una mina anticarro en la localidad de Sang Atesh, al oeste de Afganistán.

Las actuales previsiones apuntan a que las obras del centro de Hoyo de Manzanares estarán concluidas antes del verano, de forma que las instalaciones estén operativas antes de final de año. "Estamos acelerando los trabajos" para cumplir ese calendario, señaló Chacón.

La ministra explicó que resaltó a los demás titulares de Defensa aliados "la importancia de la participación multinacional" en el proyecto, para que sea "un centro global" que mejore la capacidad actual de la OTAN, inicialmente en Afganistán, en la detección y desactivación de estos artefactos explosivos.

También destacó el objetivo de que no sea un centro solo para la formación de especialistas militares, sino que puedan emplearlo funcionarios civiles, como policías dedicados a la lucha antiterrorista.

La OTAN está buscando soluciones multinacionales, que permitan unir recursos para lograr resultados de forma más rápida, a tres problemas importantes en Afganistán: los ataques con minas y explosivos, la mejora de las instalaciones médicas de campaña y la falta de suficientes helicópteros de transporte.

El secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, ofreció compartir con los demás miembros de la Alianza recursos y tecnología contra los ataques con artefactos explosivos, que continúan siendo "la mayor amenaza" para las tropas de ISAF, según dijo en rueda de prensa.

Gates ofreció inhibidores de frecuencia, aparatos de detección, robots desactivadores, sistemas de vigilancia y radares de exploración subterránea para intentar encontrar y desactivar los artefactos.

Además, dijo que EEUU podría suministrar vehículos especialmente protegidos para resistir ataques con minas y emboscadas, los denominados MRAP, de los que destacó que "ofrecen mejor protección que la que nuestros aliados tienen ahora".

El jefe del Pentágono explicó que Estados Unidos tendrá un sobrante de estos vehículos según prosiga la retirada de sus tropas de Irak, que puede poner a disposición de los demás países de ISAF.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, explicó que Washington podría vender, alquilar o donar esos vehículos, y consideró la oferta estadounidense como "un paso muy importante" para afrontar el problema.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad