Viernes, 5 de Febrero de 2010

Al menos 22 muertos por dos atentados en Pakistán

Reuters ·05/02/2010 - 14:10h

Dos atentados en la capital comercial de Pakistán, Karachi, causaron el viernes la muerte de al menos 22 personas, aumentando las dudas sobre la eficacia de las operaciones militares contra los talibanes apoyados por Al Qaeda y mientras Estados Unidos trata de estabilizar el vecino Afganistán.

Un suicida se inmoló en una motocicleta, matando a 12 peregrinos chiíes, y posteriormente se produjo otra explosión en el hospital al que se llevaron los heridos, con al menos otros 10 muertos.

"Un motociclista explotó cerca de un autobús delante de nosotros. Fuimos para allá y rescatamos a los heridos", dijo un testigo de la primera explosión, en la que hubo unos 40 heridos.

"Es cruel. No son musulmanes. No son seres humanos. El Gobierno es responsable porque ha fracasado a la hora de darnos seguridad y controlar a los terroristas", agregó.

Decenas de chiíes enfurecidos se congregaron en el lugar, algunos enfrentándose con la policía, otros llorando y abrazándose.

Posteriormente, una explosión sacudió el hospital Jinnah en el momento en el que los familiares llevaban a los heridos y muertos. Una niña lloraba junto a lo que parecía ser una mujer de su familia que tenía el abdomen lleno de metralla.

"Ocurrió justo en medio de las ambulancias", dijo el reportero de Reuters Augustine Anthony. Un alto cargo policial dijo a Reuters que varios cientos de personas se encontraban en el hospital al momento del estallido.

Desde octubre, los talibanes paquistaníes han llevado a cabo una serie de atentados en abarrotados mercados, comisarías y cuarteles, causando la muerte de cientos de personas en un intento por derrocar el Gobierno proestadounidense del impopular presidente Asif Ali Zardari.

Los atentados tienen las características de una operación talibán. Otro alto cargo policial, Raja Umer Jatab, dijo que las primeras investigaciones sugieren que un grupo vinculado con Al Qaeda es el responsable.

Karachi se ha librado hasta ahora de la mayor parte de la violencia islamista durante los últimos años, pero un atentado contra una procesión de la minoría chií en diciembre alertó acerca de que los integristas estén expandiendo su lucha en la ciudad.

La violencia sostenida en Karachi, que recientemente ha sido escenario de un aumento de la tensión política podría disminuir la confianza de inversores en la debilitada economía.

El miércoles, los talibanes se adjudicaron la autoría de un importante atentado en el exterior de una escuela femenina en el noroeste de Pakistán, que causó la muerte de tres soldados estadounidenses. Además, amenazaron con más violencia hacia ciudadanos del país norteamericano.